Recientes
Publicaciones

Últimas Actividades

Array ( [0] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => 211467 [blog] => WP_Post Object ( [ID] => 213421 [post_author] => 7 [post_date] => 2016-08-25 16:05:55 [post_date_gmt] => 2016-08-25 21:05:55 [post_content] =>

Los jóvenes son el futuro del país. Algunos de ellos estudian, otros solo trabajan, un buen grupo ni trabaja ni estudia y otro estudia y trabaja a la vez. Muchas personas en edad escolar o académica se insertan en el mercado laboral motivadas por factores personales, familiares, entre otros; este grupo son los llamados “SíSí”, es decir, jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian, todo lo contrario a los jóvenes que ni trabajan ni estudian denominados “NíNí”. 

Un reciente estudio del banco mundial revela que las cifras de los “NíNí” en la región son motivo de preocupación: 20 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan; sin embargo, Perú tiene uno de los más bajos porcentajes, lo cual no deja de ser un tema de especial interés. Datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del 2015 indican que 1.3 millones de peruanos entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan, de los cuales el 86% son “NíNíNí”; ni estudian, ni trabajan ni desean hacerlo, es decir, jóvenes desmotivados que carecen de oportunidades de mercado y que constituyen una importante masa laboral futura propensa a la delincuencia y a la inseguridad social. Lo preocupante en este segmento es que van en aumento al pasar de 16,5% en el 2010 a 19,3% en el 2015, lo cual puede traer consecuencias negativas en la productividad y el crecimiento económico de largo plazo.

Complicada situación de los SíSí en el mercado laboral

Si bien es pertinente monitorear el comportamiento y la evolución de los “NíNí”, también lo es para los jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es positivo el trabajo que realiza un joven, pues contribuye a la acumulación de experiencia y al bienestar de su familia, siempre y cuando no merme su salud y desarrollo personal. Si bien es deseable que un joven a temprana edad se dedique exclusivamente a estudiar, en la práctica muchos de ellos trabajan y estudian a la vez, lo cual no siempre es malo, puede tener efectos positivos cuando el trabajo es estable por un lapso de 20 horas semanales (Mortimer, 2010).

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha destacado la importancia de estudiar a los “SíSí” que representan una importante proporción de la fuerza laboral. Destacan a Perú como uno de los países con mayor proporción de “SíSí” en la región Latinoamericana. Pero, ¿Qué tanto sabemos de los jóvenes “SíSí”? ¿Vale la pena ser un “SíSí”? ¿En dónde están? ¿Qué hacen? ¿Tienen adecuadas condiciones laborales? ¿Cuáles son las perspectivas del futuro?

Datos de la ENAHO del 2015 revelan que en Perú existen 763 mil jóvenes entre 15 y 24 años que Sí trabajan y Sí estudian, de los cuales el 54,0% son hombres y el 46,0% son mujeres. Uno de cada dos “SíSí” tiene estudios secundarios, en mayoría provienen del área urbana y son solteros sin responsabilidades conyugales o carga familiar.

  • Se ocupan en actividades de baja productividad. Los “SíSí” se desempeñan, principalmente, en la agricultura y ganadería (25,6%), servicios no personales (24,4%) y comercio (20,9%), como agricultores, vendedores al por menor, empleados de oficina, artesanos y operarios.
  • Laboran en microempresas o para un familiar sin remuneración a cambio. Casi la tercera parte (32,3%) trabaja en pequeñas unidades productivas de 2 a 10 trabajadores y el 31,3% lo hace para un familiar sin recibir remuneración alguna. El sector público absorbe apenas al 2,7% y el resto se desempeña como independientes o en la mediana y gran empresa.
  • Perciben ingresos insuficientes. El 45,1% de los trabajadores “SíSí” gana por debajo de un sueldo mínimo (S/. 750 en el 2015), 31,6% no tiene ingresos pues labora para un familiar sin recibir una compensación monetaria y solo el 23,4% percibe ingresos por encima del ingreso mínimo vital. 
  • Tienen empleos de baja calidad. El 90,3% de los “SíSí” es informal con contratos de trabajo casi inexistentes: el 78,7% no tiene ningún contrato laboral formal y solo el 21,3% tiene algún contrato que mayoritariamente es a plazo fijo o en formación laboral juvenil.
  • Carecen de acceso a los servicios básicos de seguridad social. El 47,0% de los “SíSí” cuenta con un seguro de salud; sin embargo, un 32,2% no está afiliado a ningún seguro de salud. Peor es la situación en el tema previsional: el 86,6% no está afiliado a un sistema de pensiones.

En general, los “SíSí” en el mercado laboral peruano poseen empleos de mala calidad caracterizados por una baja cobertura en el acceso a los servicios de salud y pensiones con remuneraciones por debajo de un salario mínimo que van asociados a la existencia de una gran proporción de jóvenes con empleos informales en donde la mayoría labora sin contratos laborales.

Una posible explicación es que muchos “SíSí” carecen de habilidades necesarias para encontrar un empleo en el sector formal, por lo que en la mayoría de casos se refugian en puestos de trabajo temporales e inestables en el sector informal. A ello se suma la falta de experiencia laboral y la creciente brecha entre lo aprendido y lo que demandan las empresas. Frente a esta situación ¿Qué hacer?, no solo se requiere dotar de mayores incentivos, formación de habilidades (técnicas y blandas) adecuadas y generar oportunidades de mercado, sino también de mejorar las condiciones y la calidad de sus actuales puestos de trabajo para aprovechar mejor sus posibilidades de desarrollo económico y reducir la pobreza y la desigualdad.

Mayor participación laboral de los jóvenes en el futuro

Las perspectivas para los próximos años (hasta el 2050) revelan una tendencia creciente de la tasa de actividad de los jóvenes peruanos, es decir, un mayor porcentaje de jóvenes conformarían la oferta laboral en los siguientes treinta años. Estimaciones de la CEPAL revelan que la actividad de los jóvenes de 15 a 24 años pasaría de 57,0% en el 2010 a 63,2% en el 2050 y seria incluso muy superior a la participación de los adultos de 30 y más años de edad. 

Si en el presente no se implementan políticas adecuadas para revertir esta situación, se correría el riesgo de no aprovechar la oportunidad del bono demográfico. Por tal razón, impera la necesidad de una transformación en la relación educación-empleo que permita incrementar las oportunidades para los jóvenes basadas en un modelo de aprendizaje adecuado a las exigencias del mercado. El trabajo del futuro es cambiante y se requiere constantemente de una revisión y actualización de contenidos para mantenerse empleable en un mundo cada vez más competitivo.

Descarga el estudio de Los “NiNis” y los “SiSis”: una generación en riesgo

[post_title] => Más de un millón de jóvenes desmotivados para estudiar y trabajar, por Julio Pérez [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => mas-de-un-millon-de-jovenes-desmotivados-para-estudiar-y-trabajar-por-julio-perez [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-25 16:10:03 [post_modified_gmt] => 2016-08-25 21:10:03 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=articulos&p=213421 [menu_order] => 0 [post_type] => articulos [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 216636 [post_author] => 6 [post_date] => 2017-09-20 08:26:35 [post_date_gmt] => 2017-09-20 13:26:35 [post_content] =>

El Perú acogerá a ministros y altas autoridades vinculadas a la planificación para el desarrollo y la gestión pública, representantes de la sociedad civil y de organismos de las Naciones Unidas, además de especialistas, que se darán cita en la XV Conferencia de Ministros y Jefes de Planificación de América Latina y el Caribe  y la XVI Reunión del Consejo Regional de Planificación que se realizarán entre el 11 y el 13 de octubre en Lima.

En dichas reuniones, organizadas por los Gobiernos de Guatemala y el Ecuador -que ejercen actualmente la co-presidencia del Consejo-, el Gobierno de Perú a través del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN), como anfitrión, y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), se analizarán los desafíos, las experiencias y las perspectivas de la planificación para el desarrollo en la región y su rol en la implementación y el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La primera reunión iniciará el miércoles 11 de octubre con la XV Conferencia de Ministros y Jefes de Planificación, un evento de alto nivel que tiene por objeto promover el diálogo y la cooperación en materia de planificación para el desarrollo y la gestión pública.

En esta conferencia, los Ministros de la región presentarán sus experiencias sobre planificación multinivel del desarrollo territorial, los enfoques de igualdad de género y participación en la planificación, la calidad de la inversión pública y el fortalecimiento de las capacidades del sector público para el desarrollo.

El jueves 12 de octubre será la inauguración de la XVI Reunión del Consejo Regional de Planificación, cita de carácter intergubernamental en la que los ministros y jefes de planificación revisarán tanto las actividades llevadas a cabo por el ILPES en 2016 y 2017 como el programa de trabajo para el bienio 2018-2019.

En el marco de la reunión, la CEPAL presentará el Observatorio Regional de Planificación, que busca transformarse en un instrumento poderoso de análisis, aprendizaje e intercambio sobre los sistemas de planificación para el desarrollo y la implementación de la Agenda 2030 en la región. También será presentado el Planbarómetro, una herramienta de caracterización de los procesos de planificación que permitirá a los países autoevaluar y mejorar la calidad de sus sistemas y ejercicios de planificación. Además dará a conocer un documento que entrega un análisis sobre los desafíos de la planificación en América Latina y el Caribe, a partir de la experiencia plasmada en 9 estudios de casos de países de la región.

Para la jornada del viernes 13 de octubre, en tanto, se ha convocado a un diálogo con la academia que, como tema central, abordará la experiencia comparada entre la República de Corea y América Latina y el Caribe sobre territorios y ciudades sostenibles y sus desafíos para la investigación y la planificación.

[post_title] => Ministros de ALC se reúnen para abordar avances y desafíos de la planificación [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => ministros-de-alc-se-reunen-para-abordar-avances-y-desafios-de-la-planificacion [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-09-20 09:05:46 [post_modified_gmt] => 2017-09-20 14:05:46 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=216636 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) [1] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => 106174 [blog] => WP_Post Object ( [ID] => 213421 [post_author] => 7 [post_date] => 2016-08-25 16:05:55 [post_date_gmt] => 2016-08-25 21:05:55 [post_content] =>

Los jóvenes son el futuro del país. Algunos de ellos estudian, otros solo trabajan, un buen grupo ni trabaja ni estudia y otro estudia y trabaja a la vez. Muchas personas en edad escolar o académica se insertan en el mercado laboral motivadas por factores personales, familiares, entre otros; este grupo son los llamados “SíSí”, es decir, jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian, todo lo contrario a los jóvenes que ni trabajan ni estudian denominados “NíNí”. 

Un reciente estudio del banco mundial revela que las cifras de los “NíNí” en la región son motivo de preocupación: 20 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan; sin embargo, Perú tiene uno de los más bajos porcentajes, lo cual no deja de ser un tema de especial interés. Datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del 2015 indican que 1.3 millones de peruanos entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan, de los cuales el 86% son “NíNíNí”; ni estudian, ni trabajan ni desean hacerlo, es decir, jóvenes desmotivados que carecen de oportunidades de mercado y que constituyen una importante masa laboral futura propensa a la delincuencia y a la inseguridad social. Lo preocupante en este segmento es que van en aumento al pasar de 16,5% en el 2010 a 19,3% en el 2015, lo cual puede traer consecuencias negativas en la productividad y el crecimiento económico de largo plazo.

Complicada situación de los SíSí en el mercado laboral

Si bien es pertinente monitorear el comportamiento y la evolución de los “NíNí”, también lo es para los jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es positivo el trabajo que realiza un joven, pues contribuye a la acumulación de experiencia y al bienestar de su familia, siempre y cuando no merme su salud y desarrollo personal. Si bien es deseable que un joven a temprana edad se dedique exclusivamente a estudiar, en la práctica muchos de ellos trabajan y estudian a la vez, lo cual no siempre es malo, puede tener efectos positivos cuando el trabajo es estable por un lapso de 20 horas semanales (Mortimer, 2010).

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha destacado la importancia de estudiar a los “SíSí” que representan una importante proporción de la fuerza laboral. Destacan a Perú como uno de los países con mayor proporción de “SíSí” en la región Latinoamericana. Pero, ¿Qué tanto sabemos de los jóvenes “SíSí”? ¿Vale la pena ser un “SíSí”? ¿En dónde están? ¿Qué hacen? ¿Tienen adecuadas condiciones laborales? ¿Cuáles son las perspectivas del futuro?

Datos de la ENAHO del 2015 revelan que en Perú existen 763 mil jóvenes entre 15 y 24 años que Sí trabajan y Sí estudian, de los cuales el 54,0% son hombres y el 46,0% son mujeres. Uno de cada dos “SíSí” tiene estudios secundarios, en mayoría provienen del área urbana y son solteros sin responsabilidades conyugales o carga familiar.

  • Se ocupan en actividades de baja productividad. Los “SíSí” se desempeñan, principalmente, en la agricultura y ganadería (25,6%), servicios no personales (24,4%) y comercio (20,9%), como agricultores, vendedores al por menor, empleados de oficina, artesanos y operarios.
  • Laboran en microempresas o para un familiar sin remuneración a cambio. Casi la tercera parte (32,3%) trabaja en pequeñas unidades productivas de 2 a 10 trabajadores y el 31,3% lo hace para un familiar sin recibir remuneración alguna. El sector público absorbe apenas al 2,7% y el resto se desempeña como independientes o en la mediana y gran empresa.
  • Perciben ingresos insuficientes. El 45,1% de los trabajadores “SíSí” gana por debajo de un sueldo mínimo (S/. 750 en el 2015), 31,6% no tiene ingresos pues labora para un familiar sin recibir una compensación monetaria y solo el 23,4% percibe ingresos por encima del ingreso mínimo vital. 
  • Tienen empleos de baja calidad. El 90,3% de los “SíSí” es informal con contratos de trabajo casi inexistentes: el 78,7% no tiene ningún contrato laboral formal y solo el 21,3% tiene algún contrato que mayoritariamente es a plazo fijo o en formación laboral juvenil.
  • Carecen de acceso a los servicios básicos de seguridad social. El 47,0% de los “SíSí” cuenta con un seguro de salud; sin embargo, un 32,2% no está afiliado a ningún seguro de salud. Peor es la situación en el tema previsional: el 86,6% no está afiliado a un sistema de pensiones.

En general, los “SíSí” en el mercado laboral peruano poseen empleos de mala calidad caracterizados por una baja cobertura en el acceso a los servicios de salud y pensiones con remuneraciones por debajo de un salario mínimo que van asociados a la existencia de una gran proporción de jóvenes con empleos informales en donde la mayoría labora sin contratos laborales.

Una posible explicación es que muchos “SíSí” carecen de habilidades necesarias para encontrar un empleo en el sector formal, por lo que en la mayoría de casos se refugian en puestos de trabajo temporales e inestables en el sector informal. A ello se suma la falta de experiencia laboral y la creciente brecha entre lo aprendido y lo que demandan las empresas. Frente a esta situación ¿Qué hacer?, no solo se requiere dotar de mayores incentivos, formación de habilidades (técnicas y blandas) adecuadas y generar oportunidades de mercado, sino también de mejorar las condiciones y la calidad de sus actuales puestos de trabajo para aprovechar mejor sus posibilidades de desarrollo económico y reducir la pobreza y la desigualdad.

Mayor participación laboral de los jóvenes en el futuro

Las perspectivas para los próximos años (hasta el 2050) revelan una tendencia creciente de la tasa de actividad de los jóvenes peruanos, es decir, un mayor porcentaje de jóvenes conformarían la oferta laboral en los siguientes treinta años. Estimaciones de la CEPAL revelan que la actividad de los jóvenes de 15 a 24 años pasaría de 57,0% en el 2010 a 63,2% en el 2050 y seria incluso muy superior a la participación de los adultos de 30 y más años de edad. 

Si en el presente no se implementan políticas adecuadas para revertir esta situación, se correría el riesgo de no aprovechar la oportunidad del bono demográfico. Por tal razón, impera la necesidad de una transformación en la relación educación-empleo que permita incrementar las oportunidades para los jóvenes basadas en un modelo de aprendizaje adecuado a las exigencias del mercado. El trabajo del futuro es cambiante y se requiere constantemente de una revisión y actualización de contenidos para mantenerse empleable en un mundo cada vez más competitivo.

Descarga el estudio de Los “NiNis” y los “SiSis”: una generación en riesgo

[post_title] => Más de un millón de jóvenes desmotivados para estudiar y trabajar, por Julio Pérez [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => mas-de-un-millon-de-jovenes-desmotivados-para-estudiar-y-trabajar-por-julio-perez [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-25 16:10:03 [post_modified_gmt] => 2016-08-25 21:10:03 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=articulos&p=213421 [menu_order] => 0 [post_type] => articulos [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 216612 [post_author] => 6 [post_date] => 2017-09-13 17:40:58 [post_date_gmt] => 2017-09-13 22:40:58 [post_content] =>

Por primera vez en el Perú se realizará una Hackathon sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, organizada por Perú 2021, PNUD Perú (Naciones Unidas), IBM Perú, el Ministerio de la Producción y la Presidencia del Consejo de Ministros, que busca generar un espacio de articulación entre distintos tipos de actores como programadores, desarrolladores, diseñadores, emprendedores, entre otros, para la generación de soluciones innovadoras orientadas a los objetivos sobre cambio climático e instituciones sólidas.

El evento que se realizará el 16 y 17 de setiembre, cuenta con el apoyo del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) y UTEC Ventures, para fomentar la innovación y desarrollar soluciones tecnológicas como aplicaciones web o móviles, para contribuir a la solución los cuatro desafíos enmarcados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible seleccionados: Acción por el Clima (ODS 13) y Paz, Justicia e Instituciones Sólidas (ODS 16).

Entre ellos destacan temas relacionados a la adaptación frente a los desastres naturales, la acción de las personas frente al cambio climático, la reducción de violencia y discriminación, y la transparencia institucional.

El representante Adjunto del PNUD en el Perú, Edo Stork explica que se necesitan instituciones más transparentes y la reducción inmediata de la violencia en todas sus formas, para ello se esperan soluciones que devolverían la confianza de la población con el estado y más justicia de paz: "El Perú es un país con mucho talento, las soluciones innovadoras y la tecnología son un puente al desarrollo sostenible."

La #HackathonODS es la única en Perú que representa al Global Goals Jam, el principal evento tecnológico a nivel internacional sobre los ODS que se desarrollará ese mismo fin de semana en paralelo en 36 ciudades del mundo.

Asimismo, Ernesto Gálmez, Gerente General de Perú 2021 señala que “espacios como la Hackathon ODS, y el Global Goals Jam, son importantísimos para promover esta conexión intersectorial e interdisciplinaria que nos permite entender diferentes perspectivas y colaborar para encontrar soluciones. Si bien hoy enfrentamos enormes desafíos como sociedad y como país, también hoy contamos con las herramientas tecnológicas y con la capacidad creativa, sobre todo de los jóvenes, para resolverlos.”

Como fuente de información se utilizará por primera vez la plataforma de Gobierno Abierto www.datosabiertos.gob.pe. Además IBM, pondrá a disposición de los participantes Bluemix, una plataforma basada en la nube que permite construir, gestionar, ejecutar y desplegar todo tipo de aplicaciones web y móviles realizadas en diferentes lenguajes de programación, accediendo  a  servicios IoT, cognitivos, bases de datos y analítica de negocio, entre otros beneficios.

Los equipos ganadores de la Hackathon ODS recibirán asesoría del Ministerio de Producción para presentarse a la 6ta Generación de Start-Up Perú, asistencia al BootCamp de emprendimiento de UTEC Ventures y acceso por un año al Programa de Emprendimiento Global de IBM con licencias Bluemix de US$ 1,000 por mes.

[post_title] => Primer Hackathon en Perú sobre Objetivos de Desarrollo Sostenible [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => primer-hackathon-en-peru-sobre-ods [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-09-13 17:44:35 [post_modified_gmt] => 2017-09-13 22:44:35 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=216612 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) [2] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => 105762 [blog] => WP_Post Object ( [ID] => 213421 [post_author] => 7 [post_date] => 2016-08-25 16:05:55 [post_date_gmt] => 2016-08-25 21:05:55 [post_content] =>

Los jóvenes son el futuro del país. Algunos de ellos estudian, otros solo trabajan, un buen grupo ni trabaja ni estudia y otro estudia y trabaja a la vez. Muchas personas en edad escolar o académica se insertan en el mercado laboral motivadas por factores personales, familiares, entre otros; este grupo son los llamados “SíSí”, es decir, jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian, todo lo contrario a los jóvenes que ni trabajan ni estudian denominados “NíNí”. 

Un reciente estudio del banco mundial revela que las cifras de los “NíNí” en la región son motivo de preocupación: 20 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan; sin embargo, Perú tiene uno de los más bajos porcentajes, lo cual no deja de ser un tema de especial interés. Datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del 2015 indican que 1.3 millones de peruanos entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan, de los cuales el 86% son “NíNíNí”; ni estudian, ni trabajan ni desean hacerlo, es decir, jóvenes desmotivados que carecen de oportunidades de mercado y que constituyen una importante masa laboral futura propensa a la delincuencia y a la inseguridad social. Lo preocupante en este segmento es que van en aumento al pasar de 16,5% en el 2010 a 19,3% en el 2015, lo cual puede traer consecuencias negativas en la productividad y el crecimiento económico de largo plazo.

Complicada situación de los SíSí en el mercado laboral

Si bien es pertinente monitorear el comportamiento y la evolución de los “NíNí”, también lo es para los jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es positivo el trabajo que realiza un joven, pues contribuye a la acumulación de experiencia y al bienestar de su familia, siempre y cuando no merme su salud y desarrollo personal. Si bien es deseable que un joven a temprana edad se dedique exclusivamente a estudiar, en la práctica muchos de ellos trabajan y estudian a la vez, lo cual no siempre es malo, puede tener efectos positivos cuando el trabajo es estable por un lapso de 20 horas semanales (Mortimer, 2010).

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha destacado la importancia de estudiar a los “SíSí” que representan una importante proporción de la fuerza laboral. Destacan a Perú como uno de los países con mayor proporción de “SíSí” en la región Latinoamericana. Pero, ¿Qué tanto sabemos de los jóvenes “SíSí”? ¿Vale la pena ser un “SíSí”? ¿En dónde están? ¿Qué hacen? ¿Tienen adecuadas condiciones laborales? ¿Cuáles son las perspectivas del futuro?

Datos de la ENAHO del 2015 revelan que en Perú existen 763 mil jóvenes entre 15 y 24 años que Sí trabajan y Sí estudian, de los cuales el 54,0% son hombres y el 46,0% son mujeres. Uno de cada dos “SíSí” tiene estudios secundarios, en mayoría provienen del área urbana y son solteros sin responsabilidades conyugales o carga familiar.

  • Se ocupan en actividades de baja productividad. Los “SíSí” se desempeñan, principalmente, en la agricultura y ganadería (25,6%), servicios no personales (24,4%) y comercio (20,9%), como agricultores, vendedores al por menor, empleados de oficina, artesanos y operarios.
  • Laboran en microempresas o para un familiar sin remuneración a cambio. Casi la tercera parte (32,3%) trabaja en pequeñas unidades productivas de 2 a 10 trabajadores y el 31,3% lo hace para un familiar sin recibir remuneración alguna. El sector público absorbe apenas al 2,7% y el resto se desempeña como independientes o en la mediana y gran empresa.
  • Perciben ingresos insuficientes. El 45,1% de los trabajadores “SíSí” gana por debajo de un sueldo mínimo (S/. 750 en el 2015), 31,6% no tiene ingresos pues labora para un familiar sin recibir una compensación monetaria y solo el 23,4% percibe ingresos por encima del ingreso mínimo vital. 
  • Tienen empleos de baja calidad. El 90,3% de los “SíSí” es informal con contratos de trabajo casi inexistentes: el 78,7% no tiene ningún contrato laboral formal y solo el 21,3% tiene algún contrato que mayoritariamente es a plazo fijo o en formación laboral juvenil.
  • Carecen de acceso a los servicios básicos de seguridad social. El 47,0% de los “SíSí” cuenta con un seguro de salud; sin embargo, un 32,2% no está afiliado a ningún seguro de salud. Peor es la situación en el tema previsional: el 86,6% no está afiliado a un sistema de pensiones.

En general, los “SíSí” en el mercado laboral peruano poseen empleos de mala calidad caracterizados por una baja cobertura en el acceso a los servicios de salud y pensiones con remuneraciones por debajo de un salario mínimo que van asociados a la existencia de una gran proporción de jóvenes con empleos informales en donde la mayoría labora sin contratos laborales.

Una posible explicación es que muchos “SíSí” carecen de habilidades necesarias para encontrar un empleo en el sector formal, por lo que en la mayoría de casos se refugian en puestos de trabajo temporales e inestables en el sector informal. A ello se suma la falta de experiencia laboral y la creciente brecha entre lo aprendido y lo que demandan las empresas. Frente a esta situación ¿Qué hacer?, no solo se requiere dotar de mayores incentivos, formación de habilidades (técnicas y blandas) adecuadas y generar oportunidades de mercado, sino también de mejorar las condiciones y la calidad de sus actuales puestos de trabajo para aprovechar mejor sus posibilidades de desarrollo económico y reducir la pobreza y la desigualdad.

Mayor participación laboral de los jóvenes en el futuro

Las perspectivas para los próximos años (hasta el 2050) revelan una tendencia creciente de la tasa de actividad de los jóvenes peruanos, es decir, un mayor porcentaje de jóvenes conformarían la oferta laboral en los siguientes treinta años. Estimaciones de la CEPAL revelan que la actividad de los jóvenes de 15 a 24 años pasaría de 57,0% en el 2010 a 63,2% en el 2050 y seria incluso muy superior a la participación de los adultos de 30 y más años de edad. 

Si en el presente no se implementan políticas adecuadas para revertir esta situación, se correría el riesgo de no aprovechar la oportunidad del bono demográfico. Por tal razón, impera la necesidad de una transformación en la relación educación-empleo que permita incrementar las oportunidades para los jóvenes basadas en un modelo de aprendizaje adecuado a las exigencias del mercado. El trabajo del futuro es cambiante y se requiere constantemente de una revisión y actualización de contenidos para mantenerse empleable en un mundo cada vez más competitivo.

Descarga el estudio de Los “NiNis” y los “SiSis”: una generación en riesgo

[post_title] => Más de un millón de jóvenes desmotivados para estudiar y trabajar, por Julio Pérez [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => mas-de-un-millon-de-jovenes-desmotivados-para-estudiar-y-trabajar-por-julio-perez [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-25 16:10:03 [post_modified_gmt] => 2016-08-25 21:10:03 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=articulos&p=213421 [menu_order] => 0 [post_type] => articulos [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 216488 [post_author] => 6 [post_date] => 2017-08-29 18:07:59 [post_date_gmt] => 2017-08-29 23:07:59 [post_content] =>

El Poder Ejecutivo y las regiones continúan afianzando sus procesos de coordinación con el objetivo de atender sus prioridades y trabajar por un Estado eficiente, aumentando su efectividad, disminuyendo la exclusión y generando oportunidades, fue de los principales mensajes que dejó el  Quinto Gore Ejecutivo.

Al respecto, el presidente del Consejo de Ministros y titular de Economía y Finanzas, Fernando Zavala Lombardi señaló que en cumplimiento de atender las necesidades y demandas en beneficio de los ciudadanos, se han cerrado 1,917 compromisos entre el Ejecutivo y los gobiernos regionales y hay 414 que están en vías de trabajo.

En esa línea, Zavala felicitó a los ministerios de Agricultura y de Salud por el alto nivel de cumplimiento de sus compromisos, así como a los gobiernos regionales de Huánuco y Cusco. 

Asimismo, Zavala mencionó que se han implementado trabajos directos con los municipios. “Ya hemos tenido la oportunidad de estar en dos macro regiones y esta semana vamos a tener un trabajo con Lima Provincias, Lima Metropolitana y el Callao a nivel de municipios”, indicó.

De otro lado, el titular de la PCM comentó que en este segundo año de gobierno uno de los objetivos del Ejecutivo es regresar a un crecimiento económico de 4%, la generación de empleo, mejorar la seguridad ciudadana y los servicios al ciudadano.

 
“No tenemos duda de que este Gore es una nueva oportunidad para acordar y discutir compromisos y facilitar transferencia de recursos. Vamos a tener la oportunidad de abordar temas presupuestales, dado que a fin de mes se debe aprobar la nueva ley de presupuesto 2018 y enviarla al Congreso”, sostuvo. 

 

Acto seguido, el presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR) y también gobernador regional de La Libertad,  Luis Valdez saludó la iniciativa del presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski de llevar adelante los Gore Ejecutivo, “una plataforma que impulsa la descentralización y una comunicación más fluida con los gobiernos regionales con el objetivo de solucionar los problemas del país”, aseveró.

Sostuvo que a través de los Gore Ejecutivo se busca solucionar problemas como lucha contra la pobreza, desnutrición, anemia infantil, educación, salud, infraestructura vial, fortalecimiento de capacidades, entre otros temas. “Lo que pedimos es que este modelo continúe y se acentúe”, subrayó. 

A su turno, el Contralor General de la República, Nelson Shack expusó los alcances de los principales cambios que acompañarán la labor de control a los Mega y Grandes Proyectos, Reconstrucción con Cambios, Modelo eficiente de control descentralizado, entre otros.

En el marco de la reforma del Sistema Nacional de Control (SNC), el funcionario pidió a los gobernadores regionales trabajar de manera conjunta en una efectiva lucha contra la corrupción.

Finalmente, continuando con en el trabajo de coordinación entre el poder Ejecutivo y los gobiernos regionales frente a las prioridades y mejora de servicios a la población del interior del país, el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) participó del 5to Gore Ejecutivo realizado en Lima.

En este quinto encuentro con las delegaciones regionales, el presidente del Ceplan, Javier Abugattás Fatule participó de una serie de reuniones con las autoridades regionales de Ucayali, Tacna, Loreto, Puno, Ayacucho y San Martín con el fin de revisar sus procesos de mejora continua para lograr los objetivos y metas prioritarias en su región.

[post_title] => Ejecutivo y regiones afianzan sus compromisos en 5to GoreEjecutivo [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => ejecutivo-y-regiones-afianzan-sus-compromisos-en-5to-goreejecutivo [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-09-01 18:11:20 [post_modified_gmt] => 2017-09-01 23:11:20 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=216488 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) [3] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => 105804 [blog] => WP_Post Object ( [ID] => 213421 [post_author] => 7 [post_date] => 2016-08-25 16:05:55 [post_date_gmt] => 2016-08-25 21:05:55 [post_content] =>

Los jóvenes son el futuro del país. Algunos de ellos estudian, otros solo trabajan, un buen grupo ni trabaja ni estudia y otro estudia y trabaja a la vez. Muchas personas en edad escolar o académica se insertan en el mercado laboral motivadas por factores personales, familiares, entre otros; este grupo son los llamados “SíSí”, es decir, jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian, todo lo contrario a los jóvenes que ni trabajan ni estudian denominados “NíNí”. 

Un reciente estudio del banco mundial revela que las cifras de los “NíNí” en la región son motivo de preocupación: 20 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan; sin embargo, Perú tiene uno de los más bajos porcentajes, lo cual no deja de ser un tema de especial interés. Datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del 2015 indican que 1.3 millones de peruanos entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan, de los cuales el 86% son “NíNíNí”; ni estudian, ni trabajan ni desean hacerlo, es decir, jóvenes desmotivados que carecen de oportunidades de mercado y que constituyen una importante masa laboral futura propensa a la delincuencia y a la inseguridad social. Lo preocupante en este segmento es que van en aumento al pasar de 16,5% en el 2010 a 19,3% en el 2015, lo cual puede traer consecuencias negativas en la productividad y el crecimiento económico de largo plazo.

Complicada situación de los SíSí en el mercado laboral

Si bien es pertinente monitorear el comportamiento y la evolución de los “NíNí”, también lo es para los jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es positivo el trabajo que realiza un joven, pues contribuye a la acumulación de experiencia y al bienestar de su familia, siempre y cuando no merme su salud y desarrollo personal. Si bien es deseable que un joven a temprana edad se dedique exclusivamente a estudiar, en la práctica muchos de ellos trabajan y estudian a la vez, lo cual no siempre es malo, puede tener efectos positivos cuando el trabajo es estable por un lapso de 20 horas semanales (Mortimer, 2010).

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha destacado la importancia de estudiar a los “SíSí” que representan una importante proporción de la fuerza laboral. Destacan a Perú como uno de los países con mayor proporción de “SíSí” en la región Latinoamericana. Pero, ¿Qué tanto sabemos de los jóvenes “SíSí”? ¿Vale la pena ser un “SíSí”? ¿En dónde están? ¿Qué hacen? ¿Tienen adecuadas condiciones laborales? ¿Cuáles son las perspectivas del futuro?

Datos de la ENAHO del 2015 revelan que en Perú existen 763 mil jóvenes entre 15 y 24 años que Sí trabajan y Sí estudian, de los cuales el 54,0% son hombres y el 46,0% son mujeres. Uno de cada dos “SíSí” tiene estudios secundarios, en mayoría provienen del área urbana y son solteros sin responsabilidades conyugales o carga familiar.

  • Se ocupan en actividades de baja productividad. Los “SíSí” se desempeñan, principalmente, en la agricultura y ganadería (25,6%), servicios no personales (24,4%) y comercio (20,9%), como agricultores, vendedores al por menor, empleados de oficina, artesanos y operarios.
  • Laboran en microempresas o para un familiar sin remuneración a cambio. Casi la tercera parte (32,3%) trabaja en pequeñas unidades productivas de 2 a 10 trabajadores y el 31,3% lo hace para un familiar sin recibir remuneración alguna. El sector público absorbe apenas al 2,7% y el resto se desempeña como independientes o en la mediana y gran empresa.
  • Perciben ingresos insuficientes. El 45,1% de los trabajadores “SíSí” gana por debajo de un sueldo mínimo (S/. 750 en el 2015), 31,6% no tiene ingresos pues labora para un familiar sin recibir una compensación monetaria y solo el 23,4% percibe ingresos por encima del ingreso mínimo vital. 
  • Tienen empleos de baja calidad. El 90,3% de los “SíSí” es informal con contratos de trabajo casi inexistentes: el 78,7% no tiene ningún contrato laboral formal y solo el 21,3% tiene algún contrato que mayoritariamente es a plazo fijo o en formación laboral juvenil.
  • Carecen de acceso a los servicios básicos de seguridad social. El 47,0% de los “SíSí” cuenta con un seguro de salud; sin embargo, un 32,2% no está afiliado a ningún seguro de salud. Peor es la situación en el tema previsional: el 86,6% no está afiliado a un sistema de pensiones.

En general, los “SíSí” en el mercado laboral peruano poseen empleos de mala calidad caracterizados por una baja cobertura en el acceso a los servicios de salud y pensiones con remuneraciones por debajo de un salario mínimo que van asociados a la existencia de una gran proporción de jóvenes con empleos informales en donde la mayoría labora sin contratos laborales.

Una posible explicación es que muchos “SíSí” carecen de habilidades necesarias para encontrar un empleo en el sector formal, por lo que en la mayoría de casos se refugian en puestos de trabajo temporales e inestables en el sector informal. A ello se suma la falta de experiencia laboral y la creciente brecha entre lo aprendido y lo que demandan las empresas. Frente a esta situación ¿Qué hacer?, no solo se requiere dotar de mayores incentivos, formación de habilidades (técnicas y blandas) adecuadas y generar oportunidades de mercado, sino también de mejorar las condiciones y la calidad de sus actuales puestos de trabajo para aprovechar mejor sus posibilidades de desarrollo económico y reducir la pobreza y la desigualdad.

Mayor participación laboral de los jóvenes en el futuro

Las perspectivas para los próximos años (hasta el 2050) revelan una tendencia creciente de la tasa de actividad de los jóvenes peruanos, es decir, un mayor porcentaje de jóvenes conformarían la oferta laboral en los siguientes treinta años. Estimaciones de la CEPAL revelan que la actividad de los jóvenes de 15 a 24 años pasaría de 57,0% en el 2010 a 63,2% en el 2050 y seria incluso muy superior a la participación de los adultos de 30 y más años de edad. 

Si en el presente no se implementan políticas adecuadas para revertir esta situación, se correría el riesgo de no aprovechar la oportunidad del bono demográfico. Por tal razón, impera la necesidad de una transformación en la relación educación-empleo que permita incrementar las oportunidades para los jóvenes basadas en un modelo de aprendizaje adecuado a las exigencias del mercado. El trabajo del futuro es cambiante y se requiere constantemente de una revisión y actualización de contenidos para mantenerse empleable en un mundo cada vez más competitivo.

Descarga el estudio de Los “NiNis” y los “SiSis”: una generación en riesgo

[post_title] => Más de un millón de jóvenes desmotivados para estudiar y trabajar, por Julio Pérez [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => mas-de-un-millon-de-jovenes-desmotivados-para-estudiar-y-trabajar-por-julio-perez [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-25 16:10:03 [post_modified_gmt] => 2016-08-25 21:10:03 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=articulos&p=213421 [menu_order] => 0 [post_type] => articulos [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 216023 [post_author] => 6 [post_date] => 2017-07-18 17:02:01 [post_date_gmt] => 2017-07-18 22:02:01 [post_content] =>

El presidente del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) Javier Abugattás Fatule, presentó esta mañana los avances en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible ante el Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible del Consejo Económico y Social de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En este primer Informe Nacional Voluntario (INV) se reafirma el compromiso que el Perú tiene de lograr el desarrollo integral y sostenible del país, centrado en el bienestar de las personas en prosperidad, paz y en armonía con la naturaleza.

"El Perú ha centrado sus esfuerzos en el desarrollo sostenible, tomando de referencia la Agenda2030", dijo Abugattás. Asimismo, recordó que el Perú cuenta con un Plan Estratégico de Desarrollo Nacional (PEDN) al 2021, en el cual se han incluido los objetivos de la Agenda 2030.

Al respecto, el Ceplan ha elaborado una propuesta de imagen de futuro del país al 2030, a través de un análisis prospectivo, con la que se ha iniciado un diálogo que permita que el Perú cuente con una visión concertada de futuro, en armonía con las políticas de Estado de largo plazo y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Abugattás, enfatizó que nuestro país cuenta con una complejidad geográfica donde la costa, los Andes y la Amazonía enfrentan diversos fenómenos climáticos. Así como una megadiversidad, que tiene 84 de las 117 zonas de vida en el mundo, 150 cuencas, por lo que es de suma importancia la necesidad de profundizar el nivel de conocimiento del territorio.

El titular del Ceplan, quien expuso en representación de la delegación peruana presente en la ONU, sostuvo que espera que el Perú llegué al 2020 con una visión concertada de país, ajustando nuestra institucionalidad para el desarrollo sostenible.

Finalmente, Abugattás agradeció el apoyo que realiza Naciones Unidas en Perú y la labor de personas, organizaciones y espacios de concertación (Estado - Sociedad Civil) para conocer la realidad y cerrar las brechas de cobertura y calidad de bienes o servicios a nivel nacional.  “Así, desde una perspectiva territorial, con conocimiento de la realidad, se espera unir esfuerzos para que nadie se quede atrás o pierda su potencial”, indicó.

Descargue aquí: Perú: Informe Nacional Voluntario sobre la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

 

[post_title] => Perú centra sus esfuerzos en el desarrollo sostenible [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => peru-centra-sus-esfuerzos-en-el-desarrollo-sostenible [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-07-20 17:10:59 [post_modified_gmt] => 2017-07-20 22:10:59 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=216023 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) [4] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => [blog] => WP_Post Object ( [ID] => 213421 [post_author] => 7 [post_date] => 2016-08-25 16:05:55 [post_date_gmt] => 2016-08-25 21:05:55 [post_content] =>

Los jóvenes son el futuro del país. Algunos de ellos estudian, otros solo trabajan, un buen grupo ni trabaja ni estudia y otro estudia y trabaja a la vez. Muchas personas en edad escolar o académica se insertan en el mercado laboral motivadas por factores personales, familiares, entre otros; este grupo son los llamados “SíSí”, es decir, jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian, todo lo contrario a los jóvenes que ni trabajan ni estudian denominados “NíNí”. 

Un reciente estudio del banco mundial revela que las cifras de los “NíNí” en la región son motivo de preocupación: 20 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan; sin embargo, Perú tiene uno de los más bajos porcentajes, lo cual no deja de ser un tema de especial interés. Datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del 2015 indican que 1.3 millones de peruanos entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan, de los cuales el 86% son “NíNíNí”; ni estudian, ni trabajan ni desean hacerlo, es decir, jóvenes desmotivados que carecen de oportunidades de mercado y que constituyen una importante masa laboral futura propensa a la delincuencia y a la inseguridad social. Lo preocupante en este segmento es que van en aumento al pasar de 16,5% en el 2010 a 19,3% en el 2015, lo cual puede traer consecuencias negativas en la productividad y el crecimiento económico de largo plazo.

Complicada situación de los SíSí en el mercado laboral

Si bien es pertinente monitorear el comportamiento y la evolución de los “NíNí”, también lo es para los jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es positivo el trabajo que realiza un joven, pues contribuye a la acumulación de experiencia y al bienestar de su familia, siempre y cuando no merme su salud y desarrollo personal. Si bien es deseable que un joven a temprana edad se dedique exclusivamente a estudiar, en la práctica muchos de ellos trabajan y estudian a la vez, lo cual no siempre es malo, puede tener efectos positivos cuando el trabajo es estable por un lapso de 20 horas semanales (Mortimer, 2010).

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha destacado la importancia de estudiar a los “SíSí” que representan una importante proporción de la fuerza laboral. Destacan a Perú como uno de los países con mayor proporción de “SíSí” en la región Latinoamericana. Pero, ¿Qué tanto sabemos de los jóvenes “SíSí”? ¿Vale la pena ser un “SíSí”? ¿En dónde están? ¿Qué hacen? ¿Tienen adecuadas condiciones laborales? ¿Cuáles son las perspectivas del futuro?

Datos de la ENAHO del 2015 revelan que en Perú existen 763 mil jóvenes entre 15 y 24 años que Sí trabajan y Sí estudian, de los cuales el 54,0% son hombres y el 46,0% son mujeres. Uno de cada dos “SíSí” tiene estudios secundarios, en mayoría provienen del área urbana y son solteros sin responsabilidades conyugales o carga familiar.

  • Se ocupan en actividades de baja productividad. Los “SíSí” se desempeñan, principalmente, en la agricultura y ganadería (25,6%), servicios no personales (24,4%) y comercio (20,9%), como agricultores, vendedores al por menor, empleados de oficina, artesanos y operarios.
  • Laboran en microempresas o para un familiar sin remuneración a cambio. Casi la tercera parte (32,3%) trabaja en pequeñas unidades productivas de 2 a 10 trabajadores y el 31,3% lo hace para un familiar sin recibir remuneración alguna. El sector público absorbe apenas al 2,7% y el resto se desempeña como independientes o en la mediana y gran empresa.
  • Perciben ingresos insuficientes. El 45,1% de los trabajadores “SíSí” gana por debajo de un sueldo mínimo (S/. 750 en el 2015), 31,6% no tiene ingresos pues labora para un familiar sin recibir una compensación monetaria y solo el 23,4% percibe ingresos por encima del ingreso mínimo vital. 
  • Tienen empleos de baja calidad. El 90,3% de los “SíSí” es informal con contratos de trabajo casi inexistentes: el 78,7% no tiene ningún contrato laboral formal y solo el 21,3% tiene algún contrato que mayoritariamente es a plazo fijo o en formación laboral juvenil.
  • Carecen de acceso a los servicios básicos de seguridad social. El 47,0% de los “SíSí” cuenta con un seguro de salud; sin embargo, un 32,2% no está afiliado a ningún seguro de salud. Peor es la situación en el tema previsional: el 86,6% no está afiliado a un sistema de pensiones.

En general, los “SíSí” en el mercado laboral peruano poseen empleos de mala calidad caracterizados por una baja cobertura en el acceso a los servicios de salud y pensiones con remuneraciones por debajo de un salario mínimo que van asociados a la existencia de una gran proporción de jóvenes con empleos informales en donde la mayoría labora sin contratos laborales.

Una posible explicación es que muchos “SíSí” carecen de habilidades necesarias para encontrar un empleo en el sector formal, por lo que en la mayoría de casos se refugian en puestos de trabajo temporales e inestables en el sector informal. A ello se suma la falta de experiencia laboral y la creciente brecha entre lo aprendido y lo que demandan las empresas. Frente a esta situación ¿Qué hacer?, no solo se requiere dotar de mayores incentivos, formación de habilidades (técnicas y blandas) adecuadas y generar oportunidades de mercado, sino también de mejorar las condiciones y la calidad de sus actuales puestos de trabajo para aprovechar mejor sus posibilidades de desarrollo económico y reducir la pobreza y la desigualdad.

Mayor participación laboral de los jóvenes en el futuro

Las perspectivas para los próximos años (hasta el 2050) revelan una tendencia creciente de la tasa de actividad de los jóvenes peruanos, es decir, un mayor porcentaje de jóvenes conformarían la oferta laboral en los siguientes treinta años. Estimaciones de la CEPAL revelan que la actividad de los jóvenes de 15 a 24 años pasaría de 57,0% en el 2010 a 63,2% en el 2050 y seria incluso muy superior a la participación de los adultos de 30 y más años de edad. 

Si en el presente no se implementan políticas adecuadas para revertir esta situación, se correría el riesgo de no aprovechar la oportunidad del bono demográfico. Por tal razón, impera la necesidad de una transformación en la relación educación-empleo que permita incrementar las oportunidades para los jóvenes basadas en un modelo de aprendizaje adecuado a las exigencias del mercado. El trabajo del futuro es cambiante y se requiere constantemente de una revisión y actualización de contenidos para mantenerse empleable en un mundo cada vez más competitivo.

Descarga el estudio de Los “NiNis” y los “SiSis”: una generación en riesgo

[post_title] => Más de un millón de jóvenes desmotivados para estudiar y trabajar, por Julio Pérez [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => mas-de-un-millon-de-jovenes-desmotivados-para-estudiar-y-trabajar-por-julio-perez [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-25 16:10:03 [post_modified_gmt] => 2016-08-25 21:10:03 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=articulos&p=213421 [menu_order] => 0 [post_type] => articulos [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 216207 [post_author] => 6 [post_date] => 2017-07-14 17:28:31 [post_date_gmt] => 2017-07-14 22:28:31 [post_content] =>

El Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) con la finalidad de brindar los alcances del nuevo marco normativo a las entidades que conforman el Sistema Nacional de Planeamiento Estratégico (SINAPLAN), el ente rector de la planificación en el país, realizó talleres de presentación de la Directiva N°001-2017-CEPLAN y la Guía para el Planeamiento Institucional ante los representantes del gobierno nacional y local.

Esta guía orienta los planes institucionales de las entidades del SINAPLAN, en el marco del ciclo de planeamiento estratégico para la mejora continua establecido en la Directiva para la Actualización del Plan Estratégico de Desarrollo Nacional N°001-2017-CEPLAN/PCD. Ciclo que está compuesto por cuatro fases: (i) el conocimiento integral de la realidad, (ii) el futuro deseado, (iii) políticas y planes coordinados, y (iv) el seguimiento y evaluación de políticas y planes para la mejora continua.

Durante el desarrollo de los talleres se realizó la presentación de la directiva a cargo del presidente del Ceplan, Javier Abugattás. Asimismo, el equipo técnico del ente planificador explicó el funcionamiento de la aplicación, absolvió consultas y desarrolló algunos casos prácticos con la finalidad de explicar el uso del aplicativo CEPLAN V.01 para el registro de información del Plan Operativo Institucional (POI) en el marco del Sistema de Información Integrado que administra el Ceplan.

Cabe destacar que esta reunión permitió de acuerdo a las directrices establecidas en el marco normativo, que las entidades cumplan con el registro de información y su aprobación al 31 de julio.

De esta forma, el Ceplan continuará con la asistencia técnica a las entidades de los tres niveles de Gobierno para que puedan culminar con la elaboración de su POI 2018. Asimismo servirá para que puedan modificar su POI de acuerdo a lo que se dispone en la ley de presupuesto para el siguiente año fiscal.

Cabe recordar que el taller se realizó el 10 y 11 de julio del presente año y contó con la participación de los encargados, directores y jefes de las Oficinas de Planeamiento y Presupuesto (OPP) de dos niveles de Gobierno, entre los que tenemos: Ministerios, organismos autónomos, municipalidades distritales y universidades.

[post_title] => Representantes del Sinaplan participaron de talleres sobre la normativa del planeamiento [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => representantes-del-sinaplan-participaron-de-talleres-sobre-la-normativa-del-planeamiento [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-08-14 17:34:04 [post_modified_gmt] => 2017-08-14 22:34:04 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=216207 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) [5] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => [blog] => [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 216018 [post_author] => 6 [post_date] => 2017-07-14 19:03:16 [post_date_gmt] => 2017-07-15 00:03:16 [post_content] =>

Este martes 18 de julio, el Perú presenta ante el Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible del Consejo Económico y Social de la ONU, su Informe Nacional Voluntario (INV), en el cual recoge los primeros avances en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Con este primer INV, el Estado peruano, a través del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), reafirma su compromiso de lograr el desarrollo integral y sostenible del país, centrado en el bienestar de las personas en prosperidad, paz y en armonía con la naturaleza.

Al respecto, el presidente del Ceplan, Javier Abugattás Fatule, quien preside la delegación peruana que se encuentra en Nueva York, informó que se ha elaborado una propuesta de imagen de futuro del país al 2030, a través de un análisis prospectivo, con la que se ha iniciado un diálogo que permita que el Perú cuente con una visión concertada de futuro, la cual guiará la actualización del Plan Estratégico de Desarrollo Nacional con un horizonte al 2030.

Esta propuesta de imagen de futuro, presentada por el Ceplan en febrero ante el Foro del Acuerdo Nacional, toma como referencia la Agenda 2030; se centra en las personas y en brindarles las condiciones necesarias para que puedan desarrollarse plenamente, sin que nadie se quede atrás, manteniendo un equilibrio entre el desarrollo económico y el cuidado ambiental, haciendo frente al cambio climático.

Asimismo, para orientar las acciones del Estado y la sociedad en pos de alcanzar el desarrollo sostenible, se ha definido un nuevo ciclo de planeamiento estratégico para la mejora continua, el cual se centra en el bienestar de las personas que viven en territorios específicos e incluye lineamientos referidos a la gestión del riesgo de desastres. Este ciclo, que permitirá la actualización de políticas y planes estratégicos en todo nivel, está compuesto por cuatro fases: conocimiento integral de la realidad, el futuro deseado, políticas y planes coordinados, y seguimiento y evaluación para la mejora continua.

Cabe recordar que la Agenda 2030, aprobada en el 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, es un plan de acción en favor de las personas, el planeta y la prosperidad hacia la sostenibilidad económica, social y ambiental.

Como parte de los procesos de seguimiento y examen de la implementación de la Agenda 2030, los países son alentados a realizar exámenes periódicos e inclusivos de sus progresos, recogiendo los aprendizajes, la información sobre los indicadores y las acciones emprendidas por personas, organizaciones de la sociedad y el Estado, en sus distintos niveles.

Perú: Informe Nacional Voluntario sobre la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

[post_title] => Perú presenta ante la ONU los primeros avances en la implementación de la Agenda 2030 [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => peru-presenta-ante-la-onu-los-primeros-avances-en-la-implementacion-de-la-agenda-2030 [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-07-17 19:20:21 [post_modified_gmt] => 2017-07-18 00:20:21 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=216018 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) )

Eventos

18

julio
Seminarios
Desarrollo y competitividad en el Perú....

15

julio
Foros del Futuro
XX Foro del futuro: “Sector energía en el...

21

marzo
Conferencias
Presentación Plataforma de apoyo a Sectores...

11

noviembre
Foros del Futuro
XIX Foro del Futuro: La Integración...

09

septiembre
Talleres
Insumos para los Planes de Gobierno. Hacia una...

03

septiembre
Seminarios
I Seminario de Planeamiento Estratégico con...

15

agosto
Conferencias
Perú puede convertirse en el hub de...

05

julio
Conferencias
Pre-Publicación de la Guía Metodológica de

05

agosto
Conferencias
Plan Estratégico de Desarrollo Nacional...

03

septiembre
Conferencias
Pre-publicación de los documentos de trabajo

03

septiembre
Foros del Futuro
XVIII Foro del Futuro: Los Trabajos del Futuro...

03

septiembre
Foros del Futuro
Descarga la publicación Perú: País OCDE...

03

septiembre
Conferencias
Logros del Ceplan en el 2014...

03

septiembre
Seminarios
Modelo International Futures (IFs):...

25

diciembre
Conferencias
Malla Curricular del Curso de Planeamiento...

03

septiembre
Foros del Futuro
XVII Foro del Futuro: La Mujer en el Desarrollo y

11

noviembre
Seminarios
“II Seminario Internacional de...

31

octubre
Seminarios
“El Futuro de las Relaciones...

05

noviembre
Seminarios
XXV Seminario Anual 2014 “Jóvenes Peruanos

31

octubre
Seminarios
XI Prospecta 2014: Seminario Internacional de

07

octubre
Seminarios
Presentación del Documento “El Perú en los

03

septiembre
Foros del Futuro
XVI Foro del Futuro: El Futuro del Mar Peruano...

15

febrero
Seminarios
I Seminario Internacional de Gestión...

03

septiembre
Foros del Futuro
XV Foro del Futuro: Inclusión Financiera...

05

agosto
Foros del Futuro
XIV Foro del Futuro: El Futuro de las Industrias

16

julio
Foros del Futuro
XIII Foro del Futuro: El Futuro del Turismo en el

07

abril
Foros del Futuro
XII Foro del Futuro: América Latina:...

15

noviembre
Foros del Futuro
Foro del Futuro X: Tercera Revolución...

07

noviembre
Foros del Futuro
Foro del Futuro IX: Ciudades Sostenibles...

Seminarios
El rol de Kiet en la industrialización coreana

Blog

Suscribete

Vídeos   >

Entrevista al Presidente del Ceplan, Jav

Entrevista al presid
Entrevista en TVPERU al presidente del C

Entrevista al Presid
Ceplan y 13 ministerios integran el Grup

Ceplan integra Grupo
El Ceplan se presentó a la Comisión Es

Exposición de avanc
Javier Abugattás Fatule, Presidente del

Informe RPP sobre Li
Entrevita de Gestion.pe a Javier Abugatt

Ceplan e INEI fijan
Nota realizada por el portal Gestion.pe

"Perú al 2030 Cepla
Entrevista realizada en el programa Voz

Entrevista al Pdte.
Presidente del Ceplan, Javier Abugattás

Javier Abugattás, P
Martha Vicente, Coordinadora en Planeami

InterCLIMA 2016: com
Álvaro Velezmoro, Director Nacional de

InterCLIMA 2016: com
El distrito de Ccorca es uno de los ocho

David Quispe Orozco,
Javier Abugattás, Presidente del Ceplan

Inauguración Primer
El Presidente de la República del Perú

Presentación Oficia
Más información en nuestra página web

El 90,3% de los “S
Juan Antonio Trelles, Director de la Dir

Juan Antonio Trelles
Informe especial de RPP el 19 DIC 2016

Perú Busca ser un p
Informe especial de TvPerú Noticias 191

Perú redujo la pobr