Recientes
Publicaciones

Últimas Actividades

Array ( [0] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => 211467 [blog] => WP_Post Object ( [ID] => 213421 [post_author] => 6 [post_date] => 2016-08-25 16:05:55 [post_date_gmt] => 2016-08-25 21:05:55 [post_content] =>

Los jóvenes son el futuro del país. Algunos de ellos estudian, otros solo trabajan, un buen grupo ni trabaja ni estudia y otro estudia y trabaja a la vez. Muchas personas en edad escolar o académica se insertan en el mercado laboral motivadas por factores personales, familiares, entre otros; este grupo son los llamados “SíSí”, es decir, jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian, todo lo contrario a los jóvenes que ni trabajan ni estudian denominados “NíNí”. 

Un reciente estudio del banco mundial revela que las cifras de los “NíNí” en la región son motivo de preocupación: 20 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan; sin embargo, Perú tiene uno de los más bajos porcentajes, lo cual no deja de ser un tema de especial interés. Datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del 2015 indican que 1.3 millones de peruanos entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan, de los cuales el 86% son “NíNíNí”; ni estudian, ni trabajan ni desean hacerlo, es decir, jóvenes desmotivados que carecen de oportunidades de mercado y que constituyen una importante masa laboral futura propensa a la delincuencia y a la inseguridad social. Lo preocupante en este segmento es que van en aumento al pasar de 16,5% en el 2010 a 19,3% en el 2015, lo cual puede traer consecuencias negativas en la productividad y el crecimiento económico de largo plazo.

Complicada situación de los SíSí en el mercado laboral

Si bien es pertinente monitorear el comportamiento y la evolución de los “NíNí”, también lo es para los jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es positivo el trabajo que realiza un joven, pues contribuye a la acumulación de experiencia y al bienestar de su familia, siempre y cuando no merme su salud y desarrollo personal. Si bien es deseable que un joven a temprana edad se dedique exclusivamente a estudiar, en la práctica muchos de ellos trabajan y estudian a la vez, lo cual no siempre es malo, puede tener efectos positivos cuando el trabajo es estable por un lapso de 20 horas semanales (Mortimer, 2010).

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha destacado la importancia de estudiar a los “SíSí” que representan una importante proporción de la fuerza laboral. Destacan a Perú como uno de los países con mayor proporción de “SíSí” en la región Latinoamericana. Pero, ¿Qué tanto sabemos de los jóvenes “SíSí”? ¿Vale la pena ser un “SíSí”? ¿En dónde están? ¿Qué hacen? ¿Tienen adecuadas condiciones laborales? ¿Cuáles son las perspectivas del futuro?

Datos de la ENAHO del 2015 revelan que en Perú existen 763 mil jóvenes entre 15 y 24 años que Sí trabajan y Sí estudian, de los cuales el 54,0% son hombres y el 46,0% son mujeres. Uno de cada dos “SíSí” tiene estudios secundarios, en mayoría provienen del área urbana y son solteros sin responsabilidades conyugales o carga familiar.

  • Se ocupan en actividades de baja productividad. Los “SíSí” se desempeñan, principalmente, en la agricultura y ganadería (25,6%), servicios no personales (24,4%) y comercio (20,9%), como agricultores, vendedores al por menor, empleados de oficina, artesanos y operarios.
  • Laboran en microempresas o para un familiar sin remuneración a cambio. Casi la tercera parte (32,3%) trabaja en pequeñas unidades productivas de 2 a 10 trabajadores y el 31,3% lo hace para un familiar sin recibir remuneración alguna. El sector público absorbe apenas al 2,7% y el resto se desempeña como independientes o en la mediana y gran empresa.
  • Perciben ingresos insuficientes. El 45,1% de los trabajadores “SíSí” gana por debajo de un sueldo mínimo (S/. 750 en el 2015), 31,6% no tiene ingresos pues labora para un familiar sin recibir una compensación monetaria y solo el 23,4% percibe ingresos por encima del ingreso mínimo vital. 
  • Tienen empleos de baja calidad. El 90,3% de los “SíSí” es informal con contratos de trabajo casi inexistentes: el 78,7% no tiene ningún contrato laboral formal y solo el 21,3% tiene algún contrato que mayoritariamente es a plazo fijo o en formación laboral juvenil.
  • Carecen de acceso a los servicios básicos de seguridad social. El 47,0% de los “SíSí” cuenta con un seguro de salud; sin embargo, un 32,2% no está afiliado a ningún seguro de salud. Peor es la situación en el tema previsional: el 86,6% no está afiliado a un sistema de pensiones.

En general, los “SíSí” en el mercado laboral peruano poseen empleos de mala calidad caracterizados por una baja cobertura en el acceso a los servicios de salud y pensiones con remuneraciones por debajo de un salario mínimo que van asociados a la existencia de una gran proporción de jóvenes con empleos informales en donde la mayoría labora sin contratos laborales.

Una posible explicación es que muchos “SíSí” carecen de habilidades necesarias para encontrar un empleo en el sector formal, por lo que en la mayoría de casos se refugian en puestos de trabajo temporales e inestables en el sector informal. A ello se suma la falta de experiencia laboral y la creciente brecha entre lo aprendido y lo que demandan las empresas. Frente a esta situación ¿Qué hacer?, no solo se requiere dotar de mayores incentivos, formación de habilidades (técnicas y blandas) adecuadas y generar oportunidades de mercado, sino también de mejorar las condiciones y la calidad de sus actuales puestos de trabajo para aprovechar mejor sus posibilidades de desarrollo económico y reducir la pobreza y la desigualdad.

Mayor participación laboral de los jóvenes en el futuro

Las perspectivas para los próximos años (hasta el 2050) revelan una tendencia creciente de la tasa de actividad de los jóvenes peruanos, es decir, un mayor porcentaje de jóvenes conformarían la oferta laboral en los siguientes treinta años. Estimaciones de la CEPAL revelan que la actividad de los jóvenes de 15 a 24 años pasaría de 57,0% en el 2010 a 63,2% en el 2050 y seria incluso muy superior a la participación de los adultos de 30 y más años de edad. 

Si en el presente no se implementan políticas adecuadas para revertir esta situación, se correría el riesgo de no aprovechar la oportunidad del bono demográfico. Por tal razón, impera la necesidad de una transformación en la relación educación-empleo que permita incrementar las oportunidades para los jóvenes basadas en un modelo de aprendizaje adecuado a las exigencias del mercado. El trabajo del futuro es cambiante y se requiere constantemente de una revisión y actualización de contenidos para mantenerse empleable en un mundo cada vez más competitivo.

Descarga el estudio de Los “NiNis” y los “SiSis”: una generación en riesgo

[post_title] => Más de un millón de jóvenes desmotivados para estudiar y trabajar, por Julio Pérez [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => mas-de-un-millon-de-jovenes-desmotivados-para-estudiar-y-trabajar-por-julio-perez [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-25 16:10:03 [post_modified_gmt] => 2016-08-25 21:10:03 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=articulos&p=213421 [menu_order] => 0 [post_type] => articulos [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 218188 [post_author] => 6 [post_date] => 2018-04-23 10:41:16 [post_date_gmt] => 2018-04-23 15:41:16 [post_content] => El cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible debe ser política de Estado y su implementación debe formar parte de los programas de los nuevos gobiernos que van arribando a la región, fue una de las conclusiones que llegaron las autoridades latinoamericanas que acudieron al Foro de los países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible (ForoALC2030) que se realizó en la sede central de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago de Chile. La Secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena destacó que para este año, 19 países de la región presentarán los Informes Nacionales Voluntarios sobre su progreso hacia el cumplimiento de la Agenda 2030, ante el Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas en Nueva York, y algunos lo harán por segunda vez, como es el caso del Perú. Sin embargo, pese a los avances de los gobiernos hacia un nuevo estilo de desarrollo, Bárcena advirtió que persisten brechas, retos y algunos retrocesos que deben ser superados para dar cumplimiento a la agenda global. De acuerdo al segundo informe anual sobre el progreso y los desafíos regionales de la Agenda 2030, presentado por la funcionaria de la Cepal, la pobreza en América Latina se elevó del 28,5% en 2014 al 30,7% en 2016, mientras que la pobreza extrema pasó del 8,2% al 10% en el mismo período. Asimismo, más de 100 millones de personas aún siguen viviendo en tugurios urbanos. Entre 1990 y 2013, más de 43.000 personas fallecieron y 126 millones de personas fueron afectadas por desastres de diversas magnitudes en 16 países de América Latina y el Caribe, la mayoría de ellos asociados al cambio climático. Por todo ello, Barcena señala, que urge la integración regional para proponer nuevos acuerdos que cierren asimetrías financieras, tecnológicas y comerciales a nivel global y se deben aplicar medios de implementación que cierren brechas de financiamiento, tecnológicas y comerciales. Perú En el primer día del Foro, el Presidente del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), Javier Abugattás expuso en la mesa temática: Plataformas para el seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), donde enfatizó que el trabajo de seguimiento de los ODS no solo se trata de un tema estadístico, sino de hacer políticas públicas y planes. En ese sentido, Abugattás destacó lo que se viene haciendo en el Perú con la propuesta de imagen de futuro de país (que toma como referencia la Agenda 2030), la cual se encuentra en proceso de discusión en los espacios de diálogo como son el foro del Acuerdo Nacional y las Mesas de Concertación para la Lucha contra la Pobreza a nivel nacional El titular de ente planificador, señaló que el Ceplan realiza el seguimiento a los objetivos nacionales asociados a la visión de largo plazo, y como tal se ha pedido a los ministerios una revisión de las políticas y planes para volver alinear de manera continua los indicadores y metas que ya tienen implícitos los ODS de la Agenda 2030. De otro lado, el Presidente de Ceplan resaltó la importancia de los registros administrativos dentro del Estado, y en ese sentido, destacó la labor del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) que administra el Sistema de Monitoreo y Seguimiento de los Indicadores de los ODS, herramienta que permite evaluar el avance del país en el cumplimiento de la Agenda 2030. El foro reunió en la sede de la Cepal, a representantes de 26 países y más de 500 delegados de la sociedad civil, organismos internacionales y de los sectores privado y público. La siguiente reunión se realizará del 1 al 4 de octubre en Chile.   [post_title] => CEPLAN: Seguimiento de los ODS no solo es estadístico [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => ceplan-seguimiento-de-los-ods-no-solo-es-estadistico [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2018-04-23 18:45:19 [post_modified_gmt] => 2018-04-23 23:45:19 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=218188 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) [1] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => 106174 [blog] => WP_Post Object ( [ID] => 213421 [post_author] => 6 [post_date] => 2016-08-25 16:05:55 [post_date_gmt] => 2016-08-25 21:05:55 [post_content] =>

Los jóvenes son el futuro del país. Algunos de ellos estudian, otros solo trabajan, un buen grupo ni trabaja ni estudia y otro estudia y trabaja a la vez. Muchas personas en edad escolar o académica se insertan en el mercado laboral motivadas por factores personales, familiares, entre otros; este grupo son los llamados “SíSí”, es decir, jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian, todo lo contrario a los jóvenes que ni trabajan ni estudian denominados “NíNí”. 

Un reciente estudio del banco mundial revela que las cifras de los “NíNí” en la región son motivo de preocupación: 20 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan; sin embargo, Perú tiene uno de los más bajos porcentajes, lo cual no deja de ser un tema de especial interés. Datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del 2015 indican que 1.3 millones de peruanos entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan, de los cuales el 86% son “NíNíNí”; ni estudian, ni trabajan ni desean hacerlo, es decir, jóvenes desmotivados que carecen de oportunidades de mercado y que constituyen una importante masa laboral futura propensa a la delincuencia y a la inseguridad social. Lo preocupante en este segmento es que van en aumento al pasar de 16,5% en el 2010 a 19,3% en el 2015, lo cual puede traer consecuencias negativas en la productividad y el crecimiento económico de largo plazo.

Complicada situación de los SíSí en el mercado laboral

Si bien es pertinente monitorear el comportamiento y la evolución de los “NíNí”, también lo es para los jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es positivo el trabajo que realiza un joven, pues contribuye a la acumulación de experiencia y al bienestar de su familia, siempre y cuando no merme su salud y desarrollo personal. Si bien es deseable que un joven a temprana edad se dedique exclusivamente a estudiar, en la práctica muchos de ellos trabajan y estudian a la vez, lo cual no siempre es malo, puede tener efectos positivos cuando el trabajo es estable por un lapso de 20 horas semanales (Mortimer, 2010).

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha destacado la importancia de estudiar a los “SíSí” que representan una importante proporción de la fuerza laboral. Destacan a Perú como uno de los países con mayor proporción de “SíSí” en la región Latinoamericana. Pero, ¿Qué tanto sabemos de los jóvenes “SíSí”? ¿Vale la pena ser un “SíSí”? ¿En dónde están? ¿Qué hacen? ¿Tienen adecuadas condiciones laborales? ¿Cuáles son las perspectivas del futuro?

Datos de la ENAHO del 2015 revelan que en Perú existen 763 mil jóvenes entre 15 y 24 años que Sí trabajan y Sí estudian, de los cuales el 54,0% son hombres y el 46,0% son mujeres. Uno de cada dos “SíSí” tiene estudios secundarios, en mayoría provienen del área urbana y son solteros sin responsabilidades conyugales o carga familiar.

  • Se ocupan en actividades de baja productividad. Los “SíSí” se desempeñan, principalmente, en la agricultura y ganadería (25,6%), servicios no personales (24,4%) y comercio (20,9%), como agricultores, vendedores al por menor, empleados de oficina, artesanos y operarios.
  • Laboran en microempresas o para un familiar sin remuneración a cambio. Casi la tercera parte (32,3%) trabaja en pequeñas unidades productivas de 2 a 10 trabajadores y el 31,3% lo hace para un familiar sin recibir remuneración alguna. El sector público absorbe apenas al 2,7% y el resto se desempeña como independientes o en la mediana y gran empresa.
  • Perciben ingresos insuficientes. El 45,1% de los trabajadores “SíSí” gana por debajo de un sueldo mínimo (S/. 750 en el 2015), 31,6% no tiene ingresos pues labora para un familiar sin recibir una compensación monetaria y solo el 23,4% percibe ingresos por encima del ingreso mínimo vital. 
  • Tienen empleos de baja calidad. El 90,3% de los “SíSí” es informal con contratos de trabajo casi inexistentes: el 78,7% no tiene ningún contrato laboral formal y solo el 21,3% tiene algún contrato que mayoritariamente es a plazo fijo o en formación laboral juvenil.
  • Carecen de acceso a los servicios básicos de seguridad social. El 47,0% de los “SíSí” cuenta con un seguro de salud; sin embargo, un 32,2% no está afiliado a ningún seguro de salud. Peor es la situación en el tema previsional: el 86,6% no está afiliado a un sistema de pensiones.

En general, los “SíSí” en el mercado laboral peruano poseen empleos de mala calidad caracterizados por una baja cobertura en el acceso a los servicios de salud y pensiones con remuneraciones por debajo de un salario mínimo que van asociados a la existencia de una gran proporción de jóvenes con empleos informales en donde la mayoría labora sin contratos laborales.

Una posible explicación es que muchos “SíSí” carecen de habilidades necesarias para encontrar un empleo en el sector formal, por lo que en la mayoría de casos se refugian en puestos de trabajo temporales e inestables en el sector informal. A ello se suma la falta de experiencia laboral y la creciente brecha entre lo aprendido y lo que demandan las empresas. Frente a esta situación ¿Qué hacer?, no solo se requiere dotar de mayores incentivos, formación de habilidades (técnicas y blandas) adecuadas y generar oportunidades de mercado, sino también de mejorar las condiciones y la calidad de sus actuales puestos de trabajo para aprovechar mejor sus posibilidades de desarrollo económico y reducir la pobreza y la desigualdad.

Mayor participación laboral de los jóvenes en el futuro

Las perspectivas para los próximos años (hasta el 2050) revelan una tendencia creciente de la tasa de actividad de los jóvenes peruanos, es decir, un mayor porcentaje de jóvenes conformarían la oferta laboral en los siguientes treinta años. Estimaciones de la CEPAL revelan que la actividad de los jóvenes de 15 a 24 años pasaría de 57,0% en el 2010 a 63,2% en el 2050 y seria incluso muy superior a la participación de los adultos de 30 y más años de edad. 

Si en el presente no se implementan políticas adecuadas para revertir esta situación, se correría el riesgo de no aprovechar la oportunidad del bono demográfico. Por tal razón, impera la necesidad de una transformación en la relación educación-empleo que permita incrementar las oportunidades para los jóvenes basadas en un modelo de aprendizaje adecuado a las exigencias del mercado. El trabajo del futuro es cambiante y se requiere constantemente de una revisión y actualización de contenidos para mantenerse empleable en un mundo cada vez más competitivo.

Descarga el estudio de Los “NiNis” y los “SiSis”: una generación en riesgo

[post_title] => Más de un millón de jóvenes desmotivados para estudiar y trabajar, por Julio Pérez [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => mas-de-un-millon-de-jovenes-desmotivados-para-estudiar-y-trabajar-por-julio-perez [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-25 16:10:03 [post_modified_gmt] => 2016-08-25 21:10:03 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=articulos&p=213421 [menu_order] => 0 [post_type] => articulos [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 218098 [post_author] => 6 [post_date] => 2018-04-17 16:56:58 [post_date_gmt] => 2018-04-17 21:56:58 [post_content] => El Perú a través del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) participará de la segunda reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, encuentro organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que tendrá lugar del 18 al 20 de abril en la sede central del organismo regional de las Naciones Unidas ubicada en Santiago de Chile. Este Foro regional contará con la participación de representantes de todos los gobiernos de América Latina y el Caribe, de los organismos del Sistema de las Naciones Unidas, organizaciones de integración regional y subregional, instituciones financieras internacionales y bancos de desarrollo, sector privado, academia y sociedad civil, quienes revisarán los avances y desafíos de la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en la región. Al respecto el Presidente del Ceplan y Presidente del Consejo Regional de Planificación del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES), Javier Abugattás Fatule participará como panelista en la Mesa de trabajo N°3: "Plataformas para el seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible". Asimismo, los países participantes dialogarán sobre la dimensión regional de la Agenda 2030 y las contribuciones del sistema de las Naciones Unidas y de múltiples actores para su implementación. De otro lado, se conoció que la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena presentará el Segundo informe anual sobre el progreso y los desafíos regionales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe. Además, el Foro incluirá sesiones sobre la transformación hacia sociedades sostenibles y resilientes y los desafíos ambientales de la implementación de la Agenda 2030. También se realizará una sesión especial sobre inteligencia artificial y el cambio tecnológico acelerado. Cabe mencionar, que el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible fue creado como un mecanismo regional para la implementación y seguimiento de la Agenda 2030, adoptada en 2015 por los 193 países representados en la Asamblea General de las Naciones Unidas, que establece 17 objetivos y 169 metas en diversas áreas del desarrollo de cara al año 2030. El mecanismo busca proporcionar útiles oportunidades de aprendizaje entre pares a través de exámenes voluntarios, el intercambio de buenas prácticas y la discusión de metas comunes. Sus conclusiones son remitidas directamente al Foro Político de Alto Nivel (FPAN) sobre el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, mecanismo global de seguimiento de la Agenda 2030, que sesiona cada mes de julio en Nueva York. [post_title] => Perú participará en Foro Latinoamericano sobre Desarrollo Sostenible [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => peru-participara-en-foro-latinoamericano-sobre-desarrollo-sostenible [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2018-04-17 16:56:58 [post_modified_gmt] => 2018-04-17 21:56:58 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=218098 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) [2] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => 105762 [blog] => WP_Post Object ( [ID] => 213421 [post_author] => 6 [post_date] => 2016-08-25 16:05:55 [post_date_gmt] => 2016-08-25 21:05:55 [post_content] =>

Los jóvenes son el futuro del país. Algunos de ellos estudian, otros solo trabajan, un buen grupo ni trabaja ni estudia y otro estudia y trabaja a la vez. Muchas personas en edad escolar o académica se insertan en el mercado laboral motivadas por factores personales, familiares, entre otros; este grupo son los llamados “SíSí”, es decir, jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian, todo lo contrario a los jóvenes que ni trabajan ni estudian denominados “NíNí”. 

Un reciente estudio del banco mundial revela que las cifras de los “NíNí” en la región son motivo de preocupación: 20 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan; sin embargo, Perú tiene uno de los más bajos porcentajes, lo cual no deja de ser un tema de especial interés. Datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del 2015 indican que 1.3 millones de peruanos entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan, de los cuales el 86% son “NíNíNí”; ni estudian, ni trabajan ni desean hacerlo, es decir, jóvenes desmotivados que carecen de oportunidades de mercado y que constituyen una importante masa laboral futura propensa a la delincuencia y a la inseguridad social. Lo preocupante en este segmento es que van en aumento al pasar de 16,5% en el 2010 a 19,3% en el 2015, lo cual puede traer consecuencias negativas en la productividad y el crecimiento económico de largo plazo.

Complicada situación de los SíSí en el mercado laboral

Si bien es pertinente monitorear el comportamiento y la evolución de los “NíNí”, también lo es para los jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es positivo el trabajo que realiza un joven, pues contribuye a la acumulación de experiencia y al bienestar de su familia, siempre y cuando no merme su salud y desarrollo personal. Si bien es deseable que un joven a temprana edad se dedique exclusivamente a estudiar, en la práctica muchos de ellos trabajan y estudian a la vez, lo cual no siempre es malo, puede tener efectos positivos cuando el trabajo es estable por un lapso de 20 horas semanales (Mortimer, 2010).

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha destacado la importancia de estudiar a los “SíSí” que representan una importante proporción de la fuerza laboral. Destacan a Perú como uno de los países con mayor proporción de “SíSí” en la región Latinoamericana. Pero, ¿Qué tanto sabemos de los jóvenes “SíSí”? ¿Vale la pena ser un “SíSí”? ¿En dónde están? ¿Qué hacen? ¿Tienen adecuadas condiciones laborales? ¿Cuáles son las perspectivas del futuro?

Datos de la ENAHO del 2015 revelan que en Perú existen 763 mil jóvenes entre 15 y 24 años que Sí trabajan y Sí estudian, de los cuales el 54,0% son hombres y el 46,0% son mujeres. Uno de cada dos “SíSí” tiene estudios secundarios, en mayoría provienen del área urbana y son solteros sin responsabilidades conyugales o carga familiar.

  • Se ocupan en actividades de baja productividad. Los “SíSí” se desempeñan, principalmente, en la agricultura y ganadería (25,6%), servicios no personales (24,4%) y comercio (20,9%), como agricultores, vendedores al por menor, empleados de oficina, artesanos y operarios.
  • Laboran en microempresas o para un familiar sin remuneración a cambio. Casi la tercera parte (32,3%) trabaja en pequeñas unidades productivas de 2 a 10 trabajadores y el 31,3% lo hace para un familiar sin recibir remuneración alguna. El sector público absorbe apenas al 2,7% y el resto se desempeña como independientes o en la mediana y gran empresa.
  • Perciben ingresos insuficientes. El 45,1% de los trabajadores “SíSí” gana por debajo de un sueldo mínimo (S/. 750 en el 2015), 31,6% no tiene ingresos pues labora para un familiar sin recibir una compensación monetaria y solo el 23,4% percibe ingresos por encima del ingreso mínimo vital. 
  • Tienen empleos de baja calidad. El 90,3% de los “SíSí” es informal con contratos de trabajo casi inexistentes: el 78,7% no tiene ningún contrato laboral formal y solo el 21,3% tiene algún contrato que mayoritariamente es a plazo fijo o en formación laboral juvenil.
  • Carecen de acceso a los servicios básicos de seguridad social. El 47,0% de los “SíSí” cuenta con un seguro de salud; sin embargo, un 32,2% no está afiliado a ningún seguro de salud. Peor es la situación en el tema previsional: el 86,6% no está afiliado a un sistema de pensiones.

En general, los “SíSí” en el mercado laboral peruano poseen empleos de mala calidad caracterizados por una baja cobertura en el acceso a los servicios de salud y pensiones con remuneraciones por debajo de un salario mínimo que van asociados a la existencia de una gran proporción de jóvenes con empleos informales en donde la mayoría labora sin contratos laborales.

Una posible explicación es que muchos “SíSí” carecen de habilidades necesarias para encontrar un empleo en el sector formal, por lo que en la mayoría de casos se refugian en puestos de trabajo temporales e inestables en el sector informal. A ello se suma la falta de experiencia laboral y la creciente brecha entre lo aprendido y lo que demandan las empresas. Frente a esta situación ¿Qué hacer?, no solo se requiere dotar de mayores incentivos, formación de habilidades (técnicas y blandas) adecuadas y generar oportunidades de mercado, sino también de mejorar las condiciones y la calidad de sus actuales puestos de trabajo para aprovechar mejor sus posibilidades de desarrollo económico y reducir la pobreza y la desigualdad.

Mayor participación laboral de los jóvenes en el futuro

Las perspectivas para los próximos años (hasta el 2050) revelan una tendencia creciente de la tasa de actividad de los jóvenes peruanos, es decir, un mayor porcentaje de jóvenes conformarían la oferta laboral en los siguientes treinta años. Estimaciones de la CEPAL revelan que la actividad de los jóvenes de 15 a 24 años pasaría de 57,0% en el 2010 a 63,2% en el 2050 y seria incluso muy superior a la participación de los adultos de 30 y más años de edad. 

Si en el presente no se implementan políticas adecuadas para revertir esta situación, se correría el riesgo de no aprovechar la oportunidad del bono demográfico. Por tal razón, impera la necesidad de una transformación en la relación educación-empleo que permita incrementar las oportunidades para los jóvenes basadas en un modelo de aprendizaje adecuado a las exigencias del mercado. El trabajo del futuro es cambiante y se requiere constantemente de una revisión y actualización de contenidos para mantenerse empleable en un mundo cada vez más competitivo.

Descarga el estudio de Los “NiNis” y los “SiSis”: una generación en riesgo

[post_title] => Más de un millón de jóvenes desmotivados para estudiar y trabajar, por Julio Pérez [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => mas-de-un-millon-de-jovenes-desmotivados-para-estudiar-y-trabajar-por-julio-perez [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-25 16:10:03 [post_modified_gmt] => 2016-08-25 21:10:03 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=articulos&p=213421 [menu_order] => 0 [post_type] => articulos [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 217902 [post_author] => 6 [post_date] => 2018-03-10 10:36:59 [post_date_gmt] => 2018-03-10 15:36:59 [post_content] => Con el objetivo que en los próximos meses el Gobierno Regional de Ucayali, las municipalidades provinciales y distritales elaboren, actualicen y articulen sus planes estratégicos institucionales a las prioridades del país, el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) organizó durante dos días, el Taller de Transferencia Metodológica en Planeamiento Estratégico con la colaboración de entidades como SERFOR, SERNANP y UNICEF. El taller tuvo como objetivo construir la ruta metodológica para la elaboración y actualización de los planes institucionales en Ucayali, de manera participativa y articulada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y a los planes nacionales, sectoriales y territoriales, con énfasis en los temas de niñez y adolescencia. El Coordinador de Articulación de Planes y Estrategias del Ceplan, José Pisconte indicó que los planes se concreten y mejoren la calidad de vida de la población en la medida que estos se realicen en base en base a un conocimiento integral de la realidad, que incorporen la percepción y opinión de los pueblos indígenas, de los jóvenes, de las personas con discapacidad, de la niñez y adolescencia. Asimismo, anunciaron que la provincia de Coronel Portillo iniciará la actualización de su Plan de Desarrollo Local Concertado (PDLC), una vez validado los objetivos y acciones empezarán con el Plan Estratégico Institucional (PEI), para luego registrarlo, y finalmente  sea articulado al presupuesto institucional. De otro lado, el Sub Gerente de Planeamiento del Gobierno Regional de Ucayali, Jorge Santander destacó la importancia de que los planes cuenten con metas anualizadas, que permitan desarrollar acciones de seguimiento y evaluación, con presupuesto y responsables. De esta forma, el Ceplan continúa con la mejora del proceso de planeamiento en el país, fortaleciendo las capacidades en la aplicación y desarrollo del ciclo de Planeamiento Estratégico a fin que sirva como herramienta para la toma de decisiones y establecimiento de las prioridades, para lograr una mayor eficiencia en beneficio de la población. La cita reunió a 58 profesionales del Gobierno Regional de Ucayali, de las municipalidades provinciales de Coronel Portillo, Purus y Padre Abad, de las municipalidades distritales de Manantay, Masisea, Nueva Requena, Neshuya, Yarinacocha y Alexander Von Humboldt. Así como de las direcciones regionales de Salud, Educación, Vivienda, Construcción y Saneamiento, Turismo, Producción, Agricultura, Energía y Minas, y Trabajo, la Autoridad Regional Ambiental y la Universidad Nacional de Ucayali. [post_title] => Ucayali trabaja en el fortalecimiento del planeamiento estratégico regional [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => ucayali-trabaja-en-el-fortalecimiento-del-planeamiento-estrategico-regional [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2018-03-12 10:38:58 [post_modified_gmt] => 2018-03-12 15:38:58 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=217902 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) [3] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => 105804 [blog] => WP_Post Object ( [ID] => 213421 [post_author] => 6 [post_date] => 2016-08-25 16:05:55 [post_date_gmt] => 2016-08-25 21:05:55 [post_content] =>

Los jóvenes son el futuro del país. Algunos de ellos estudian, otros solo trabajan, un buen grupo ni trabaja ni estudia y otro estudia y trabaja a la vez. Muchas personas en edad escolar o académica se insertan en el mercado laboral motivadas por factores personales, familiares, entre otros; este grupo son los llamados “SíSí”, es decir, jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian, todo lo contrario a los jóvenes que ni trabajan ni estudian denominados “NíNí”. 

Un reciente estudio del banco mundial revela que las cifras de los “NíNí” en la región son motivo de preocupación: 20 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan; sin embargo, Perú tiene uno de los más bajos porcentajes, lo cual no deja de ser un tema de especial interés. Datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del 2015 indican que 1.3 millones de peruanos entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan, de los cuales el 86% son “NíNíNí”; ni estudian, ni trabajan ni desean hacerlo, es decir, jóvenes desmotivados que carecen de oportunidades de mercado y que constituyen una importante masa laboral futura propensa a la delincuencia y a la inseguridad social. Lo preocupante en este segmento es que van en aumento al pasar de 16,5% en el 2010 a 19,3% en el 2015, lo cual puede traer consecuencias negativas en la productividad y el crecimiento económico de largo plazo.

Complicada situación de los SíSí en el mercado laboral

Si bien es pertinente monitorear el comportamiento y la evolución de los “NíNí”, también lo es para los jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es positivo el trabajo que realiza un joven, pues contribuye a la acumulación de experiencia y al bienestar de su familia, siempre y cuando no merme su salud y desarrollo personal. Si bien es deseable que un joven a temprana edad se dedique exclusivamente a estudiar, en la práctica muchos de ellos trabajan y estudian a la vez, lo cual no siempre es malo, puede tener efectos positivos cuando el trabajo es estable por un lapso de 20 horas semanales (Mortimer, 2010).

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha destacado la importancia de estudiar a los “SíSí” que representan una importante proporción de la fuerza laboral. Destacan a Perú como uno de los países con mayor proporción de “SíSí” en la región Latinoamericana. Pero, ¿Qué tanto sabemos de los jóvenes “SíSí”? ¿Vale la pena ser un “SíSí”? ¿En dónde están? ¿Qué hacen? ¿Tienen adecuadas condiciones laborales? ¿Cuáles son las perspectivas del futuro?

Datos de la ENAHO del 2015 revelan que en Perú existen 763 mil jóvenes entre 15 y 24 años que Sí trabajan y Sí estudian, de los cuales el 54,0% son hombres y el 46,0% son mujeres. Uno de cada dos “SíSí” tiene estudios secundarios, en mayoría provienen del área urbana y son solteros sin responsabilidades conyugales o carga familiar.

  • Se ocupan en actividades de baja productividad. Los “SíSí” se desempeñan, principalmente, en la agricultura y ganadería (25,6%), servicios no personales (24,4%) y comercio (20,9%), como agricultores, vendedores al por menor, empleados de oficina, artesanos y operarios.
  • Laboran en microempresas o para un familiar sin remuneración a cambio. Casi la tercera parte (32,3%) trabaja en pequeñas unidades productivas de 2 a 10 trabajadores y el 31,3% lo hace para un familiar sin recibir remuneración alguna. El sector público absorbe apenas al 2,7% y el resto se desempeña como independientes o en la mediana y gran empresa.
  • Perciben ingresos insuficientes. El 45,1% de los trabajadores “SíSí” gana por debajo de un sueldo mínimo (S/. 750 en el 2015), 31,6% no tiene ingresos pues labora para un familiar sin recibir una compensación monetaria y solo el 23,4% percibe ingresos por encima del ingreso mínimo vital. 
  • Tienen empleos de baja calidad. El 90,3% de los “SíSí” es informal con contratos de trabajo casi inexistentes: el 78,7% no tiene ningún contrato laboral formal y solo el 21,3% tiene algún contrato que mayoritariamente es a plazo fijo o en formación laboral juvenil.
  • Carecen de acceso a los servicios básicos de seguridad social. El 47,0% de los “SíSí” cuenta con un seguro de salud; sin embargo, un 32,2% no está afiliado a ningún seguro de salud. Peor es la situación en el tema previsional: el 86,6% no está afiliado a un sistema de pensiones.

En general, los “SíSí” en el mercado laboral peruano poseen empleos de mala calidad caracterizados por una baja cobertura en el acceso a los servicios de salud y pensiones con remuneraciones por debajo de un salario mínimo que van asociados a la existencia de una gran proporción de jóvenes con empleos informales en donde la mayoría labora sin contratos laborales.

Una posible explicación es que muchos “SíSí” carecen de habilidades necesarias para encontrar un empleo en el sector formal, por lo que en la mayoría de casos se refugian en puestos de trabajo temporales e inestables en el sector informal. A ello se suma la falta de experiencia laboral y la creciente brecha entre lo aprendido y lo que demandan las empresas. Frente a esta situación ¿Qué hacer?, no solo se requiere dotar de mayores incentivos, formación de habilidades (técnicas y blandas) adecuadas y generar oportunidades de mercado, sino también de mejorar las condiciones y la calidad de sus actuales puestos de trabajo para aprovechar mejor sus posibilidades de desarrollo económico y reducir la pobreza y la desigualdad.

Mayor participación laboral de los jóvenes en el futuro

Las perspectivas para los próximos años (hasta el 2050) revelan una tendencia creciente de la tasa de actividad de los jóvenes peruanos, es decir, un mayor porcentaje de jóvenes conformarían la oferta laboral en los siguientes treinta años. Estimaciones de la CEPAL revelan que la actividad de los jóvenes de 15 a 24 años pasaría de 57,0% en el 2010 a 63,2% en el 2050 y seria incluso muy superior a la participación de los adultos de 30 y más años de edad. 

Si en el presente no se implementan políticas adecuadas para revertir esta situación, se correría el riesgo de no aprovechar la oportunidad del bono demográfico. Por tal razón, impera la necesidad de una transformación en la relación educación-empleo que permita incrementar las oportunidades para los jóvenes basadas en un modelo de aprendizaje adecuado a las exigencias del mercado. El trabajo del futuro es cambiante y se requiere constantemente de una revisión y actualización de contenidos para mantenerse empleable en un mundo cada vez más competitivo.

Descarga el estudio de Los “NiNis” y los “SiSis”: una generación en riesgo

[post_title] => Más de un millón de jóvenes desmotivados para estudiar y trabajar, por Julio Pérez [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => mas-de-un-millon-de-jovenes-desmotivados-para-estudiar-y-trabajar-por-julio-perez [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-25 16:10:03 [post_modified_gmt] => 2016-08-25 21:10:03 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=articulos&p=213421 [menu_order] => 0 [post_type] => articulos [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 217886 [post_author] => 6 [post_date] => 2018-03-05 10:51:46 [post_date_gmt] => 2018-03-05 15:51:46 [post_content] => El presidente del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), Javier Abugattás Fatule, realizó un llamado para que el diseño de políticas y planes en beneficio del desarrollo de la población, se de a partir del conocimiento integral de la realidad. Asimismo, el titular del Ceplan se mostró a favor de una mejor actualización de políticas y planes, para lograr una mayor cohesión como sociedad y Estado. En tal sentido, consideró que es indispensable que cada localidad reflexione sobre lo que quiere ser y hacía dónde quieren llegar. De otro lado, Abugattás se refirió a la integración de la Mancomunidad Regional del Norte formada por Amazonas, Ancash, Cajamarca, La Libertad, Lambayeque, Piura, San Martín, Tumbes. “Tiene que ser todo el norte completo, no puede separarse un pedacito dentro de la macrorregión”, estas declaraciones se dio en el marco del I Foro: “Incidencias para el desarrollo económico de Cajamarca” organizado por la Cámara de Comercio y Producción de Cajamarca, con la colaboración del Gobierno Regional de Cajamarca y la Municipalidad Provincial de Cajamarca. El principal objetivo del Foro fue elaborar propuestas para el desarrollo social y económico de la región, desde la visión del sector privado; para generar mejoras sociales y calidad de vida, con compromisos realizables, medibles y trazables de manera institucional entre 2018 y 2030. Dentro de los expositores se contó con la participación del Presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Cajamarca, Juan Carlos Mondragón Arroyo, la Directora de Proinversión, Denisse Miralles, el presidente del Ceplan, Javier Abugattás, el Gobernador Regional de Cajamarca, Porfirio Medina Vásquez, el alcalde provincial de Cajamarca, Manuel Becerra Vílchez y destacados panelistas de los ámbitos local y nacional. [post_title] => Ceplan: Debemos conocer primero la realidad del territorio [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => ceplan-debemos-conocer-primero-la-realidad-del-territorio [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2018-03-06 13:01:00 [post_modified_gmt] => 2018-03-06 18:01:00 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=217886 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) [4] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => [blog] => WP_Post Object ( [ID] => 213421 [post_author] => 6 [post_date] => 2016-08-25 16:05:55 [post_date_gmt] => 2016-08-25 21:05:55 [post_content] =>

Los jóvenes son el futuro del país. Algunos de ellos estudian, otros solo trabajan, un buen grupo ni trabaja ni estudia y otro estudia y trabaja a la vez. Muchas personas en edad escolar o académica se insertan en el mercado laboral motivadas por factores personales, familiares, entre otros; este grupo son los llamados “SíSí”, es decir, jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian, todo lo contrario a los jóvenes que ni trabajan ni estudian denominados “NíNí”. 

Un reciente estudio del banco mundial revela que las cifras de los “NíNí” en la región son motivo de preocupación: 20 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan; sin embargo, Perú tiene uno de los más bajos porcentajes, lo cual no deja de ser un tema de especial interés. Datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) del 2015 indican que 1.3 millones de peruanos entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan, de los cuales el 86% son “NíNíNí”; ni estudian, ni trabajan ni desean hacerlo, es decir, jóvenes desmotivados que carecen de oportunidades de mercado y que constituyen una importante masa laboral futura propensa a la delincuencia y a la inseguridad social. Lo preocupante en este segmento es que van en aumento al pasar de 16,5% en el 2010 a 19,3% en el 2015, lo cual puede traer consecuencias negativas en la productividad y el crecimiento económico de largo plazo.

Complicada situación de los SíSí en el mercado laboral

Si bien es pertinente monitorear el comportamiento y la evolución de los “NíNí”, también lo es para los jóvenes que Sí trabajan y Sí estudian. Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es positivo el trabajo que realiza un joven, pues contribuye a la acumulación de experiencia y al bienestar de su familia, siempre y cuando no merme su salud y desarrollo personal. Si bien es deseable que un joven a temprana edad se dedique exclusivamente a estudiar, en la práctica muchos de ellos trabajan y estudian a la vez, lo cual no siempre es malo, puede tener efectos positivos cuando el trabajo es estable por un lapso de 20 horas semanales (Mortimer, 2010).

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha destacado la importancia de estudiar a los “SíSí” que representan una importante proporción de la fuerza laboral. Destacan a Perú como uno de los países con mayor proporción de “SíSí” en la región Latinoamericana. Pero, ¿Qué tanto sabemos de los jóvenes “SíSí”? ¿Vale la pena ser un “SíSí”? ¿En dónde están? ¿Qué hacen? ¿Tienen adecuadas condiciones laborales? ¿Cuáles son las perspectivas del futuro?

Datos de la ENAHO del 2015 revelan que en Perú existen 763 mil jóvenes entre 15 y 24 años que Sí trabajan y Sí estudian, de los cuales el 54,0% son hombres y el 46,0% son mujeres. Uno de cada dos “SíSí” tiene estudios secundarios, en mayoría provienen del área urbana y son solteros sin responsabilidades conyugales o carga familiar.

  • Se ocupan en actividades de baja productividad. Los “SíSí” se desempeñan, principalmente, en la agricultura y ganadería (25,6%), servicios no personales (24,4%) y comercio (20,9%), como agricultores, vendedores al por menor, empleados de oficina, artesanos y operarios.
  • Laboran en microempresas o para un familiar sin remuneración a cambio. Casi la tercera parte (32,3%) trabaja en pequeñas unidades productivas de 2 a 10 trabajadores y el 31,3% lo hace para un familiar sin recibir remuneración alguna. El sector público absorbe apenas al 2,7% y el resto se desempeña como independientes o en la mediana y gran empresa.
  • Perciben ingresos insuficientes. El 45,1% de los trabajadores “SíSí” gana por debajo de un sueldo mínimo (S/. 750 en el 2015), 31,6% no tiene ingresos pues labora para un familiar sin recibir una compensación monetaria y solo el 23,4% percibe ingresos por encima del ingreso mínimo vital. 
  • Tienen empleos de baja calidad. El 90,3% de los “SíSí” es informal con contratos de trabajo casi inexistentes: el 78,7% no tiene ningún contrato laboral formal y solo el 21,3% tiene algún contrato que mayoritariamente es a plazo fijo o en formación laboral juvenil.
  • Carecen de acceso a los servicios básicos de seguridad social. El 47,0% de los “SíSí” cuenta con un seguro de salud; sin embargo, un 32,2% no está afiliado a ningún seguro de salud. Peor es la situación en el tema previsional: el 86,6% no está afiliado a un sistema de pensiones.

En general, los “SíSí” en el mercado laboral peruano poseen empleos de mala calidad caracterizados por una baja cobertura en el acceso a los servicios de salud y pensiones con remuneraciones por debajo de un salario mínimo que van asociados a la existencia de una gran proporción de jóvenes con empleos informales en donde la mayoría labora sin contratos laborales.

Una posible explicación es que muchos “SíSí” carecen de habilidades necesarias para encontrar un empleo en el sector formal, por lo que en la mayoría de casos se refugian en puestos de trabajo temporales e inestables en el sector informal. A ello se suma la falta de experiencia laboral y la creciente brecha entre lo aprendido y lo que demandan las empresas. Frente a esta situación ¿Qué hacer?, no solo se requiere dotar de mayores incentivos, formación de habilidades (técnicas y blandas) adecuadas y generar oportunidades de mercado, sino también de mejorar las condiciones y la calidad de sus actuales puestos de trabajo para aprovechar mejor sus posibilidades de desarrollo económico y reducir la pobreza y la desigualdad.

Mayor participación laboral de los jóvenes en el futuro

Las perspectivas para los próximos años (hasta el 2050) revelan una tendencia creciente de la tasa de actividad de los jóvenes peruanos, es decir, un mayor porcentaje de jóvenes conformarían la oferta laboral en los siguientes treinta años. Estimaciones de la CEPAL revelan que la actividad de los jóvenes de 15 a 24 años pasaría de 57,0% en el 2010 a 63,2% en el 2050 y seria incluso muy superior a la participación de los adultos de 30 y más años de edad. 

Si en el presente no se implementan políticas adecuadas para revertir esta situación, se correría el riesgo de no aprovechar la oportunidad del bono demográfico. Por tal razón, impera la necesidad de una transformación en la relación educación-empleo que permita incrementar las oportunidades para los jóvenes basadas en un modelo de aprendizaje adecuado a las exigencias del mercado. El trabajo del futuro es cambiante y se requiere constantemente de una revisión y actualización de contenidos para mantenerse empleable en un mundo cada vez más competitivo.

Descarga el estudio de Los “NiNis” y los “SiSis”: una generación en riesgo

[post_title] => Más de un millón de jóvenes desmotivados para estudiar y trabajar, por Julio Pérez [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => mas-de-un-millon-de-jovenes-desmotivados-para-estudiar-y-trabajar-por-julio-perez [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-25 16:10:03 [post_modified_gmt] => 2016-08-25 21:10:03 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=articulos&p=213421 [menu_order] => 0 [post_type] => articulos [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 217849 [post_author] => 8 [post_date] => 2018-02-19 17:24:33 [post_date_gmt] => 2018-02-19 22:24:33 [post_content] => En el afán de contribuir para forjar una visión de país que contribuya a mejorar la calidad de vida para la ciudadanía, los representantes de las principales organizaciones juveniles del país se reunieron con el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) en taller: Diálogo nacional “Jóvenes para la lucha contra la corrupción para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) al 2030”. El analista en Procesos Multidisciplinarios de la Dirección Nacional de Prospectiva y Estudios Estratégicos del Ceplan, Borja Zamudio Jochamowitz participó como panelista en la sesión: “Gobernabilidad Democrática para alcanzar los ODS al 2030 en el Perú: ¿A dónde vamos?”, desarrollo por The Millennials Movement (organización sin fines de lucro liderada por jóvenes, que promueve el desarrollo sostenible local por medio del Grupo de Políticas Estratégicas de la plataforma The world we want y su participación en la Campaña del Milenio de la Organización de las Naciones Unidas). En su alocución, el representante del Ceplan realizó la exposición de la visión compartida y concertada de futuro del país al 2030, detallando el ciclo de planeamiento estratégico para la mejora continua, haciendo énfasis en el conocimiento integral de la realidad, así como en la definición del futuro deseado mediante las aspiraciones de las personas. Zamudio presentó la Propuesta de imagen de futuro del país al 2030 alineados a las metas de los ODS , elaborada por Ceplan e informó a la audiencia que dicha propuesta a través del diálogo, acuerdo y concertación se ha socializado en 16 regiones del país y con representantes de poblaciones vulnerables. “Con el objetivo de lograr desarrollar una visión compartida y concertada de futuro, la cual servirá de insumo para el Plan Estratégico de Desarrollo Nacional, el Ceplan viene asesorando a los gobiernos regionales y locales en el fortalecimiento institucional y la articulación de sus planes bajo esos lineamientos”, comento Zamudio. Según estimaciones del Ceplan, al año 2015, los Millennials y los post-Millennials representan 50% de la población nacional (más de 17 millones de personas), mientras que, hacia el año 2030 habrán superado el 68% de la población nacional (más de 25 millones de personas) quienes tendrán una edad media menor a los 30 años. De esta forma, los millenials y post millenials (nacidos entre mediados de los 80 y 2000), se perfilan como protagonistas del cambio y soporte económico para sus predecesores generacionales, se involucran en las políticas nacionales y mejoras del proceso de planeamiento a fin que sirvan como herramienta para la toma de decisiones para lograr una mayor eficiencia en beneficio de la población, tomando al ciudadano como centro de recepción de servicios. La representante de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNOC), Kristian Hölge, quien dio inicio al taller, resaltó la importancia de este espacio de encuentro de jóvenes que se realizó previo al V Foro de Jóvenes de las Américas y a la VIII Cumbre de las Américas.  Asimismo, resaltó la lucha contra la corrupción, que afecta al logro del desarrollo, generando daños morales en la población. El taller que se desarrolló con éxito el pasado 16 de febrero, contó también con la participación del presidente ejecutivo del Young Americas Business Trust (YABT); el Director General de Asuntos Multilaterales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Embajador Antonio García Revilla; el Oficial de Prevención del Delito y de Aplicación de la Ley UNODC Perú y Ecuador, Walter Hoflich; el Jefe de Misión para el Perú, Percy Medina y la fundadora The Millennials Movement, Rosario Diaz Garavito, entre otros Cabe recordar que este encuentro con la juventud peruana, se da en el marco previo al “V Foro de Jóvenes de las Américas” a llevarse a cabo en Lima los días 11 y 12 de abril de presente año, así como a la “VIII Cumbre de las Américas” que se realizará el 13 y 14 de abril de 2018. [post_title] => Jóvenes dialogan sobre ODS y la imagen de futuro del país al 2030 [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => jovenes-dialogan-sobre-ods-y-la-imagen-de-futuro-del-pais-al-2030 [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2018-02-26 17:29:36 [post_modified_gmt] => 2018-02-26 22:29:36 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=217849 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) [5] => Array ( [tipo] => blog [portfolio] => [blog] => [articulo] => WP_Post Object ( [ID] => 217622 [post_author] => 6 [post_date] => 2018-02-08 17:43:47 [post_date_gmt] => 2018-02-08 22:43:47 [post_content] => Continuando con el proceso de diálogo y concertación de la imagen del Perú al 2030, el Director Nacional de Prospectiva y Estudios Estratégicos del Ceplan, Jordy Vilchez Astucuri, participó esta mañana del panel “Parlamento: Gobernabilidad, Ley y Agenda 2030”, organizado por la Segunda Vicepresidencia del Congreso de la República. La reunión que también contó con la participación del subjefe del INEI, Aníbal Sanchez y del representante Adjunto del PNUD en el Perú, Edo Stork, tuvo como objetivo informar sobre las actividades que viene realizando el Poder Ejecutivo en la difusión e integración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a la Visión de país al 2030. El funcionario del Ceplan, Vilchez Astucuri, realizó una presentación del Informe Nacional Voluntario y del Plan Estratégico de Desarrollo Nacional, así como su transversalización con las políticas públicas. En ese sentido, reconoció que se ha solicitado la participación de los partidos políticos en el proceso de diálogo social para la construcción de la Propuesta de imagen de futuro del país al 2030. Asimismo, informó acerca del proceso participativo para la construcción de la visión concertada de futuro de país al 2030, detallando la propuesta de la imagen, y los indicadores alineados a las metas de los ODS. Así como, el ciclo del planeamiento estratégico para la mejora continua. El Ceplan anunció también, que la sociedad civil participa activamente en el proceso de implementación de la Agenda 2030 a través de espacios de diálogo, como el Foro del Acuerdo Nacional y la Mesa de Concertación y Lucha contra la Pobreza – MCLCP (mesas a nivel nacional), así como aprovechando los distintos espacios interactivos y digitales. De otro lado, se recordó que el Ceplan cuenta con un aplicativo de consulta que muestra los planes estratégicos de las instituciones y los avances presupuestales de los mismos desde un enfoque territorial. La inauguración del panel estuvo a cargo del Oficial Mayor del Congreso de la República, Jose Cevasco, quien se refirió a los retos que afronta el Parlamento para canalizar las demandas ciudadanas sin generar inestabilidad. Además señaló que existe una iniciativa del Congreso para promover la incorporación de la Agenda 2030 en la práctica legislativa. Asimismo,  se conoció que el Ceplan viene coordinando con la Secretaría Nacional de la Juventud (SENAJU), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Ministerio de Educación para promover la propuesta de imagen de futuro al 2030 en el sector más joven la población De esta forma PNUD, CEPLAN y demás instituciones involucradas continúan desarrollando actividades de implementación de la Agenda 2030 en las políticas y planes del Estado.   [post_title] => Ceplan participa en panel "Parlamento: Gobernabilidad, Ley y Agenda 2030" [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => closed [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => ceplan-participa-en-panel-parlamento-gobernabilidad-ley-y-agenda-2030 [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2018-02-09 17:50:56 [post_modified_gmt] => 2018-02-09 22:50:56 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.ceplan.gob.pe/?post_type=blog&p=217622 [menu_order] => 0 [post_type] => blog [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw ) ) )

Eventos

18

julio
Seminarios
Desarrollo y competitividad en el Perú....

15

julio
Foros del Futuro
XX Foro del futuro: “Sector energía en el...

21

marzo
Conferencias
Presentación Plataforma de apoyo a Sectores...

11

noviembre
Foros del Futuro
XIX Foro del Futuro: La Integración...

09

septiembre
Talleres
Insumos para los Planes de Gobierno. Hacia una...

03

septiembre
Seminarios
I Seminario de Planeamiento Estratégico con...

15

agosto
Conferencias
Perú puede convertirse en el hub de...

03

septiembre
Conferencias
Pre-publicación de los documentos de trabajo

03

septiembre
Foros del Futuro
XVIII Foro del Futuro: Los Trabajos del Futuro...

03

septiembre
Foros del Futuro
Descarga la publicación Perú: País OCDE...

03

septiembre
Conferencias
Logros del Ceplan en el 2014...

03

septiembre
Seminarios
Modelo International Futures (IFs):...

25

diciembre
Conferencias
Malla Curricular del Curso de Planeamiento...

03

septiembre
Foros del Futuro
XVII Foro del Futuro: La Mujer en el Desarrollo y

11

noviembre
Seminarios
“II Seminario Internacional de...

31

octubre
Seminarios
“El Futuro de las Relaciones...

05

noviembre
Seminarios
XXV Seminario Anual 2014 “Jóvenes Peruanos

31

octubre
Seminarios
XI Prospecta 2014: Seminario Internacional de

07

octubre
Seminarios
Presentación del Documento “El Perú en los

03

septiembre
Foros del Futuro
XVI Foro del Futuro: El Futuro del Mar Peruano...

15

febrero
Seminarios
I Seminario Internacional de Gestión...

03

septiembre
Foros del Futuro
XV Foro del Futuro: Inclusión Financiera...

05

agosto
Foros del Futuro
XIV Foro del Futuro: El Futuro de las Industrias

16

julio
Foros del Futuro
XIII Foro del Futuro: El Futuro del Turismo en el

07

abril
Foros del Futuro
XII Foro del Futuro: América Latina:...

15

noviembre
Foros del Futuro
Foro del Futuro X: Tercera Revolución...

07

noviembre
Foros del Futuro
Foro del Futuro IX: Ciudades Sostenibles...

Seminarios
El rol de Kiet en la industrialización coreana

29

agosto
Foros del Futuro
Foro del Futuro VIII “Riesgos y...

20

junio
Foros del Futuro
Foro del Futuro VII: “El Futuro de las...

Blog

Suscribete

Vídeos   >

Alcances y objetivos de la XV Conferenci

[Parte 2] XV Confere
Panel 1: Planificación multinivel del d

[Parte 3] XV Confere
Panel 2: Estrategias para incidir en la

[Parte 4] XV Confere
Panel 3: Fortalecimiento de las capacida

[Parte 5] XV Confere
Presentación de Javier Abugattás, pres

Perú: Exposición d
Entrevista al Presidente del Ceplan, Jav

Entrevista al presid
Entrevista en TVPERU al presidente del C

Entrevista al Presid
Ceplan y 13 ministerios integran el Grup

Ceplan integra Grupo
El Ceplan se presentó a la Comisión Es

Exposición de avanc
Javier Abugattás Fatule, Presidente del

Informe RPP sobre Li
Entrevita de Gestion.pe a Javier Abugatt

Ceplan e INEI fijan
Nota realizada por el portal Gestion.pe

"Perú al 2030 Cepla
Entrevista realizada en el programa Voz

Entrevista al Pdte.
Presidente del Ceplan, Javier Abugattás

Javier Abugattás, P
Martha Vicente, Coordinadora en Planeami

InterCLIMA 2016: com
Álvaro Velezmoro, Director Nacional de

InterCLIMA 2016: com
El distrito de Ccorca es uno de los ocho

David Quispe Orozco,
Javier Abugattás, Presidente del Ceplan

Inauguración Primer
El Presidente de la República del Perú

Presentación Oficia
Más información en nuestra página web

El 90,3% de los “S
This video is private.

Private video
Informe especial de RPP el 19 DIC 2016

Perú Busca ser un p
Informe especial de TvPerú Noticias 191

Perú redujo la pobr

Comunicado N°001-2018/CEPLAN

 

El Centro Nacional de Planeamiento Estratégico – CEPLAN pone en conocimiento de las entidades integrantes del Sistema Nacional de Planeamiento Estratégico (SINAPLAN), en relación a la aprobación del POI 2019, lo siguiente:

  1. La Resolución de Presidencia del Consejo Directivo N° 13-2018/CEPLAN/PCD, publicada el día 28 de marzo de 2018 en el Diario Oficial “El Peruano”, modifica el numeral 6.3 de la Guía para el Planeamiento Institucional, estableciendo el 31 de mayo como plazo máximo para la aprobación del Plan Operativo Institucional por parte de los Titulares de las entidades del Gobierno Nacional y de los Gobiernos Regionales.
  1. La modificación señalada se realiza en marco al proceso de implementación de la Guía, así como de la aprobación del Reglamento que regula las Políticas Nacionales, aprobado por Decreto Supremo N° 029-2018-PCM.
  1. El CEPLAN continuará atendiendo de manera directa a los funcionarios y servidores de las entidades públicas de los tres niveles de gobierno, así como de los Organismos Constitucionalmente Autónomos y de las Universidades Públicas, a través de sus plataformas de comunicación: atencionusuario@ceplan.gob.pe

 

Lima, 28 de marzo del 2018.

 

Descargue aquí la Resolución N°013-2018/CEPLAN/PCD

 

 

 

Diseño optimizado para Google Chrome y Mozilla Firefox 47.0.1+